ATENCIÓN: Remedios prurito vaginal

ATENCIÓN: Remedios prurito vaginal

El prurito vaginal es incómodo y puede alertar infecciones en la zona íntima. Por fortuna, hay remedios de origen natural que ayudan a calmarlo mientras combaten los hongos y bacterias. ¡Toma nota!

Los remedios para el prurito vaginal pueden ser útiles cuando las molestias son persistentes o van acompañadas con secreciones y malos olores. Este síntoma es una sensación desagradable de picor que suele aparecer por infecciones, alteraciones del pH de la vagina y disminución en los niveles de estrógenos.

Aunque por lo general no es grave y desaparece sin necesidad de tratamiento, lo idóneo es aplicar algunos cuidados y remedios para acelerar su alivio. De este modo, se calma la necesidad de rascar la zona íntima y se previenen complicaciones. ¿Te está aquejando este problema?

5 remedios calmantes para el prurito vaginal

La mayoría de los casos de prurito vaginal pueden controlarse en casa sin necesidad de solicitar atención médica. Esto se debe a que el síntoma se produce por una reacción alérgica a productos químicos agresivos como los geles de baño, suavizantes de telas, detergentes, cremas y duchas vaginales, entre otros.

Limitar el uso de estos elementos y aplicar algunos remedios calmantes, puede ser suficiente para acabar con las molestias. No obstante, si se originan por desequilibrios hormonales o infecciones, lo mejor es consultar al médico para evaluar si se requieren otros tipos de tratamientos. Descubre a continuación 5 opciones naturales.

1. Vinagre de manzana para el prurito vaginal

Vinagre de manzana
El vinagre de manzana posee propiedades antibacterianas que pueden ser útiles para el tratamiento del prurito y la irritación.

El pH ácido del vinagre de manzana orgánico puede ayudar a restablecer el equilibrio de la flora bacteriana de la vagina. Además, gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas ayuda a combatir algunas infecciones que detonan la irritación y picor.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, agrega 2 o 3 cucharadas de vinagre de manzana sin filtrar en un vaso de agua tibia.
  • Luego, emplea este líquido para lavar las partes externas de la vagina.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día durante una semana.
  • De modo opcional, diluye una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia y consúmelo.

2. Baño con sal marina

Preparar un baño con sal marina puede servir como remedio para el prurito vaginal y las infecciones. Este ingrediente natural tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a detener el crecimiento de bacterias patógenas.

¿Qué debes hacer?

  • Diluye una cucharada de sal marina en un vaso de agua tibia y úsalo para lavar la vagina cuando sientas irritación.
  • Repite el remedio durante 3 días seguidos o hasta sentir alivio.

3. Kéfir

Agua de kéfir: uno de los remedios para el prurito vaginal
Al poseer una gran cantidad de bacterias lácticas, el kéfir puede ayudar a restaurar la flora vaginal alterada.

Los productos fermentados con probióticos son excelentes remedios para el prurito vaginal y otras molestias asociadas con las alteraciones del pH de la vagina. Debido a su contenido de bacterias buenas, como Lactobacillus y Bifidus, favorece la eliminación de hongos, bacterias y otros microorganismos patógenos de la zona vaginal.

¿Qué debes hacer?

  • Para aliviar las molestias en la parte interna de la vagina, impregna un tampón con kéfir e introdúcelo durante una o dos horas.
  • Repite el remedio 2 veces al día hasta que desaparezcan las molestias.
  • Si el picor es externo, simplemente frota un poco de kéfir en la piel.
  • Asimismo, puedes consumir la bebida todos los días, durante 2 semanas, para fortalecer las funciones inmunitarias.

4. Ajo crudo

Los dientes de ajo crudo contienen sustancias activas que ayudan a combatir hongos y bacterias. Por eso, su aplicación externa puede contribuir a controlar el prurito vaginal, las alteraciones del flujo y otros signos de infecciones vaginales.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, pela y machaca unos 3 dientes de ajo crudo.
  • Luego, introdúcelos en un barreño con agua caliente y déjalos reposar.
  • Para terminar, realiza un baño de asiento durante 5 minutos.
  • Aplícalo antes de dormir durante una semana.

5. Aceite de vitamina E

Cápsulas de vitamina E - remedios para el prurito vaginal
En ocasiones, el prurito aparece como consecuencia de la sequedad vaginal, por lo que la vitamina E ayuda a rehidratar la zona.

La vitamina E es uno de los mejores remedios para el prurito vaginal cuando su causa es la sequedad de la zona íntima. Su aceite puede ayudar a lubricar el área para evitar el escozor, ardor y otras molestias.

¿Qué debes hacer?

  • Pincha una cápsula de vitamina E y aplica el producto sobre las partes externas de la vagina.
  • Masajea con cuidado y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Repite su aplicación 2 veces al día, hasta sentir una mejoría.

Además de los remedios para el prurito vaginal, recuerda…

  • Mantener una buena higiene íntima, lavando la zona con agua y jabón neutro.
  • Evita por completo los productos perfumados o que puedan resultar irritantes.