¿Cómo prevenir el síndrome del cuello roto?

¿Cómo prevenir el síndrome del cuello roto?

Lo que en español conocemos como síndrome del cuello roto tiene otros nombres en inglés. La expresión más conocida para designarlo es “text neck”, que podría traducirse como “cuello de texto”, en clara referencia a los mensajes de texto que se envían a través del celular.

Y es que el síndrome del cuello roto es el conjunto de síntomas, principalmente dolorosos, que se originan por el uso de los smartphones. Este dolor comienza en la región cervical y se extiende, por lo general, a los hombros y espalda. Se puede acompañar también con cefalea.

Los más afectados son los individuos jóvenes, quienes suelen hacer un uso más intensivo de los aparatos móviles. Consideremos que en el mundo hay casi tres mil millones de usuarios de teléfonos celulares, lo que genera una población susceptible enorme.

Si bien en este caso la problemática central es el dolor, ya lleva tiempo la advertencia médica sobre los trastornos que generan estos dispositivos. La luz de las pantallas sobre la vista, o las articulaciones dañadas por trauma repetitivo, son algunos ejemplos.

Aunque el síndrome de cuello roto no figure en la clasificación internacional de enfermedades, el padecimiento como tal existe. Diríamos que es una cervicalgia y, a veces, un síndrome vertiginoso. En este caso particular, el dolor cervical tiene su causa en la posición de la cabeza, como veremos ahora.

La causa del síndrome del cuello roto

El problema de fondo en el síndrome del cuello roto es la posición. Se asocia al uso de celular, pero lo que origina los dolores, finalmente, es la cabeza inclinada de manera anormal por mucho tiempo.

Cuando la cabeza está recta, en posición normal o neutra, el peso que recae sobre la columna es de unos cinco kilos. Se trata del equivalente al peso de las estructuras del cráneo.

Mujer sosteniendo su smartphone
El uso excesivo de dispositivos móviles es una de las principales causas del síndrome del cuello roto.

Ahora bien, cuando la cabeza se inclina hacia adelante comienza a incrementarse el peso que debe soportar el cuello. Con una inclinación de cuarenta y cinco grados, el peso pasa de cinco a más de veinte kilos.

El problema es que la inclinación se hace hábito y se profundiza. A mayor uso del smartphone, mayor es el ángulo que utilizamos para escribir y para leer en nuestro dispositivo. Sucede progresivamente sin que nos demos cuenta.

En comparación con los ordenadores, el teléfono celular provoca mayor inclinación de la cabeza. También se ha descubierto que con el uso de los ordenadores hay menor lateralización de la cabeza y menor elevación de los hombros.

Todo esto tiene que ver, en cierto sentido, con la ergonomía. Los ergónomos, es decir, quienes estudian la postura y cómo afecta la misma a la salud, utilizan una escala para evaluar el riesgo. Se llama escala RULA, y para un uso común y cotidiano de celular, arroja un puntaje de 6 que es de muy alto riesgo.

Sigue leyendo: 4 tipos de cefalea y sus tratamientos

¿Cuál es la postura ideal para utilizar el smartphone?

Como toda actividad que implica una postura específica, hay maneras más correctas y saludables de hacerlo. En el caso del teléfono celular son tres los conceptos principales para la posición correcta:

  • La cabeza debería estar en una posición neutra de cero grados
  • El brazo con el smartphone debiese estar siempre a la altura de los ojos para no obligar a bajar el cráneo
  • El cuello debe tener momentos de relajación y descanso a intervalos para variar la posición

Como el síndrome del cuello roto tiene su vinculación con el uso prolongado de ordenadores, las recomendaciones también aplican a estos. La cabeza debe estar a cero grados para el uso de computadoras, con una elevación del monitor a la altura de los ojos y aplicando descansos a intervalos regulares.

síndrome del cuello roto
El dolor cervical también puede ocurrir por pasar mucho tiempo frente al ordenador en una postura inapropiada.

Descubre más: Síntomas y tratamiento de la cervicalgia

¿Qué medidas tomar para prevenir el síndrome del cuello roto?

No son necesarias medidas drásticas a la hora de prevenir el síndrome de cuello roto. Te dejamos aquí las recomendaciones básicas que puedes empezar a aplicar ahora mismo:

  • Interrumpe el uso del smartphone: debes realizar descansos de las pantallas, sobre todo del celular, para poder relajar la vista y los músculos del cuello.
  • Realiza estiramientos: cuando no estés con los aparatos, aprovecha para girar la cabeza y estirar los músculos cervicales. También puedes estirar los miembros superiores para acompañar la relajación del cuello.
  • Eleva brazos y soportes: las pantallas deben estar a la altura de los ojos en una posición neutra de la cabeza. Es útil tener el ejercicio de revisar la postura del brazo que sostiene el celular, así como acondicionar la altura de escritorios y mesas.
  • Regula la luz de la pantalla: la luminosidad del teléfono es capaz de sobreestimular los músculos oculares, y eso se relaciona con las contracturas cervicales.
  • No utilices el celular a la hora de dormir: es común que leamos y revisemos mensajes en el momento en que estamos en la cama. Esa posición es totalmente antinatural, con nuestros brazos forzados, la vista sobreestimulada y el cuello sin buen soporte.

En el caso de ya padecer dolores por culpa del síndrome del cuello roto, consulta a un profesional de la salud. Seguramente, te indicará sesiones de fisioterapia y algún analgésico para calmar el dolor de forma momentánea. No es una condición para asustarse, pero si podemos prevenirla mucho mejor.