Día Mundial contra el Cáncer: últimos avances

Día Mundial contra el Cáncer: últimos avances

Para hacer notar la presencia de esta terrible enfermedad, y concientizar sobre la necesidad de prevenirla e investigarla, todos los cuatro de febrero se han declarado como Día Mundial contra el Cáncer. Es una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud y la Unión Internacional de Lucha contra el Cáncer.

Además, con fecha veinticuatro de septiembre, en algunos países se ha establecido el Día Mundial de Investigación contra el Cáncer, en vistas a impulsar los proyectos de estudios científicos que estén vinculados a las neoplasias. La investigación en esta área del conocimiento es constante, y los avances son muy notorios.

De todas maneras, uno de los grandes obstáculos es la desigualdad. No todos los países se encuentran en condiciones de afrontar los gastos que demanda la investigación. También en este sentido, el Día Mundial contra el Cáncer viene a poner en alerta para fomentar la solidaridad internacional.

Consideremos que el cáncer es una de las principales causas de mortalidad. Cada año, unas dieciocho millones de personas son diagnosticadas con una neoplasia, llegando a ser casi nueve millones las que mueren por la misma razón. La mortalidad es mayor entre los varones que entre las mujeres.

Los tres principales cánceres en el mundo son el de mama, el de pulmón y el de colon. Entre los tres representan un tercio de la cantidad de casos oncológicos en el mundo. Y al tabaco –generador de cáncer de pulmón- se le atribuyen más del 20% de las muertes por cáncer.

Conmemorando el Día Mundial contra el Cáncer, te vamos a contar en este artículo los tres avances más relevantes en su investigación.

1. El origen de las metástasis

Aunque el Día Mundial contra el Cáncer no hable específicamente de las metástasis, sabemos que son una consecuencia grave de las neoplasias. En las metástasis, algunas células del tumor primario viajan para adherirse a otra zona del cuerpo y crear un foco nuevo.

De todas las células neoplásicas, sólo el 1% es capaz de desprenderse, viajar y adherirse exitosamente en otro lugar. Esto ha tenido siempre a los investigadores con sorpresa. Por eso se han desarrollado estudios para saber cómo funciona realmente la metástasis.

Si se pudiese entender su mecanismo, estaríamos más cerca de prevenirlas en pacientes que ya tienen un diagnóstico de cáncer. La prevención a ese nivel limitaría la mortalidad en casos que se califican como terminales.

Así es como llegamos al último avance al respecto, liderado por Joan Massagué, un investigador español que trabaja en Nueva York. Los artículos de su equipo en la revista Nature han dado que hablar por lo promisorio de los descubrimientos.

El equipo de investigación ha encontrado que las células metastásicas expresan la proteína L1CAM para adherirse. Esta proteína es la misma que el cuerpo emplea naturalmente para cerrar heridas.

Es decir que las neoplasias copian el sistema de reparación de epitelios con el que cuenta el ser humano intrínsecamente. Eso les permite viajar a un lugar distinto y ser aceptadas por el órgano receptor.

metástasis
El cáncer metastásico es potencialmente muy mortal, y los avances en este sentido son necesarios para disminuir la mortalidad

Sigue leyendo: Joan Massagué descubre el origen de las metástasis

2. La biopsia líquida como opción

El Día Mundial contra el Cáncer nos trae también el recuerdo fresco de avances que mejoran el diagnóstico precoz. Poder detectar rápidamente la presencia de células tumorales mejora el pronóstico notablemente.

Tradicionalmente se emplea la biopsia de órganos como mecanismo confirmatorio de un cáncer. Ante la sospecha, el médico practica una incisión en el órgano afectado y toma una muestra para analizar en el laboratorio.

Este procedimiento es preciso, pero tiene sus obstáculos. No todos los órganos son fáciles de llegar, ni todas las condiciones de los pacientes permiten avanzar en un procedimiento de este tipo.

Arribamos así a la biopsia líquida. Consiste en detectar células tumorales, o sustancias producidas por los tumores, directamente en los fluidos accesibles, sin tener que incidir en los órganos sólidos. Podemos realizar biopsia líquida de la sangre, por ejemplo, con una simple extracción.

Respecto a la biopsia tradicional, la líquida tiene ventajas marcadas:

  • Invade en mucha menor proporción el cuerpo
  • Se puede indicar en pacientes en los que el órgano del tumor primario es inaccesible, o que no pueden ser sometidos a una biopsia común
  • Se puede repetir con mayor facilidad y celeridad
biopsia líquida
La biopsia líquida permite detectar células tumorales directamente de una muestra sanguínea

Descubre más: ¿Qué es la biopsia líquida?

3. La relación entre microbiota y cáncer

La microbiota es un tema relativamente novedoso en la medicina. Si bien se conoce desde hace tiempo la existencia de este conjunto de microorganismos que habitan constantemente nuestro intestino, no hace mucho que se les da la importancia que tienen.

Ya se ha vinculado a la microbiota con enfermedades como el mal de Parkinson y el Alzheimer. También, por supuesto, se ha detectado la influencia de la misma en los trastornos digestivos más comunes, como el colon irritable.

El mejor conocimiento de la microbiota trae aparejado una serie de recomendaciones dietarias que podrían ser preventivas. Debemos entender que los microorganismos que forman la microbiota intestinal están sujetos a los cambios internos que provoca la alimentación.

Se abre así un vínculo entre microbiota, dieta y cáncer. Incluso hay relación entre la microbiota y la respuesta de un organismo a la quimioterapia. Un paso más en el tratamiento de las neoplasias sería considerar la potenciación de este diminuto mundo de bacterias intestinales en favor de la recuperación.

La esperanza en el Día Mundial contra el Cáncer

Las investigaciones sobre oncología son esperanza para los pacientes y para toda la población mundial. Al tratarse de una enfermedad tan frecuente y con tanta mortalidad, debemos considerar que los avances nos benefician globalmente.

El Día Mundial contra el Cáncer nos hace saber que mucho conocimiento se ha acumulado sobre las patologías oncológicas. Y hay mucho más camino por delante. Se entiende mejor el proceso por el que se forman los tumores, y en comparación a una década atrás, las posibilidades de sobrevivir han aumentado significativamente.