El 41 % de las muertes en mujeres dominicanas se debe a causas cardiovasculares

El 41 % de las muertes en mujeres dominicanas se debe a causas cardiovasculares

Las afecciones cardiovasculares no se manifiestan igual en hombres y mujeres

El embarazo, la obesidad, la menopausia y la diabetes obligan a un monitoreo constante de la salud cardiovascular

La secretaria general de la Sociedad Dominicana de Cardiologia y presidenta del Comité de Enfermedad Cardiovascular en la Mujer del Círculo de Egresados del Instituto Dominicano de Cardiología (Ceidoca), doctora Rosa Noemí Cueto, afirmó que en las mujeres los síntomas de afecciones cardiovasculares son más variados y dispersos que en los hombres, lo que a menudo lleva a pensar que sufre de cualquier otro padecimiento, y no examinar en primera instancia su corazón.

Cueto citó como ejemplo que, durante un infarto, las mujeres pueden sentir dolor en el cuello, pecho o brazo, áreas que quizás no hagan sonar las alarmas necesarias de que un evento potencialmente mortal está en camino. En cambio, los hombres tienden a sentir un dolor más localizado en el centro del pecho, con otras manifestaciones acompañantes.

Junto al cáncer de mama, cáncer de cuello uterino y el carcinoma pulmonar, las enfermedades cardiovasculares son las que provocan el mayor número de defunciones entre las mujeres.

De acuerdo a la especialista, la última data registrada en República Dominicana declara que, en el año 2019, fallecieron 29,275 féminas y de éstas, 12,129 fueron específicamente por causas cardiovasculares, representando el 41.43 % del total de muertes.

La cardiopatía isquémica fue la más frecuente para un 21.39 % de la muerte de los hombres y 22.16 % en las mujeres, seguida del accidente cerebrovascular en 10.5 % de los hombres y 13.03 % de las mujeres y la cardiopatía hipertensiva en 2.36 % de los hombres y 3.14 % de las mujeres.

La cardióloga e internista entiende que las enfermedades cardiovasculares en las mujeres siguen siendo poco estudiadas, subdiagnosticadas y subtratadas.

Expandir imagen

Infografía

Dra. Rosa Cueto. 

Al ser consultada por Diario Libre, Cueto aclara que la mayoría de las enfermedades del corazón no son hereditarias, solo de un 5 a un 10 % de los casos suele ser de origen genético. 

“Si bien no todas las personas que tienen un historial familiar de dolencias cardiacas, necesariamente sufrirán de las mismas, es importante prestarle atención ya que están más propensas a desarrollar alguna de estas enfermedades. Por ejemplo, se sabe que los hijos de aquellas personas que han sufrido un infarto antes de los 65 años, tienen de 2 a 3 veces más posibilidades de padecer una dolencia cardiaca, cerebral o vascular. Y el riesgo va en aumento si los antecedentes son mayores. Por eso, si tienes antecedentes en tu árbol genealógico, debes tener más precaución de lo normal para prevenir estos casos durante tu vida”, señaló la también ecocardiografista.

Cualquier persona está expuesta a sufrir de hipertensión, tanto hombres como mujeres, a nivel internacional los hombres la padecen más que las mujeres, pero en República Dominicana es más frecuente en mujeres.

«La encuesta ENPREFAR HAS 2017 mostró que en el país, el 29.7 % de los hombres era hipertenso y las mujeres el porcentaje aumenta a 32 %.»Rosa Noemí CuetoCardióloga“

Salud cardiovascular durante el embarazo

La doctora Cueto enfatiza en que “todo el cuerpo de la mujer se transforma durante la gestación, y el corazón no es una excepción”.

Durante el periodo del embarazo, aumentan las demandas de trabajo del corazón debido al incremento de volumen sanguíneo en el organismo de la mujer. El gasto cardiaco (volumen de sangre que bombea el corazón por minuto) crece alrededor del 50 %. Al final del embarazo, el útero recibe la quinta parte del volumen sanguíneo total. Como consecuencia, la frecuencia cardiaca (el número de latidos por minuto) aumenta en reposo, pasando de 60-70 pulsaciones por minuto a 80-90.

“Todos estos cambios fisiológicos se producen para mantener la viabilidad del embarazo y el feto y exigen que el cuerpo de la mujer esté lo mejor preparado y lo más sano posible”, aclaró.

Riesgos tras la menopausia

El riesgo de enfermedad cardíaca aumenta para todos a medida que envejecemos, pero para las mujeres los síntomas pueden ser más evidentes después de la aparición de la menopausia.

En promedio, el inicio de la menopausia ocurre a partir de los 45 años.

“En general, se ha observado un aumento de ataques cardíacos entre las mujeres transcurridos 10 años después de la menopausia. Durante la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos, una hormona que controla el ciclo menstrual, los estrógenos también pueden ayudar a mantener los vasos sanguíneos fuertes y suaves. La menopausia no causa la enfermedad cardíaca, pero su aparición aumenta las condiciones y factores de riesgo que pueden devenir en afecciones del corazón”, puntualiza la doctora.

Obesidad, diabetes y salud cardiovascular

Expandir imagen

Infografía

Mantener un peso adecuado ayuda a cuidar el corazón. 

La doctora Cueto testifica que existe “una relación que es directamente proporcional entre obesidad y enfermedades del corazón, tal y como se ha demostrado en extensa bibliografía médica”.

La obesidad contribuye directamente a los factores de riesgo cardiovascular incidentes, incluyendo diabetes tipo 2, hipertensión y dislipidemias.

“El enfoque más importante es mantener un peso adecuado”, acotó.