Estreñimiento inducido por opioides

Estreñimiento inducido por opioides

El estreñimiento inducido por opioides es un problema común entre quienes se ven obligados a emplear esos medicamentos. Según los datos disponibles, entre un 41 % y un 81 % de los pacientes que ingieren opioides también padecen de estreñimiento.

Los opioides analgésicos son muy eficaces en el tratamiento de personas que padecen dolor intenso. Tan es así, que el consumo de este tipo de medicamentos ha aumentado en un 83,59 % durante los últimos 10 años. Por supuesto, también han aumentado los casos de estreñimiento inducido por opioides.

En muchas ocasiones no se le da suficiente importancia a esta problemática, pasando por alto el hecho de que es una condición que deteriora considerablemente la calidad de vida de una persona. Necesita los opioides para manejar su dolor, pero a la vez el estreñimiento comienza a operar como una gran limitación.

¿Qué es el estreñimiento?

Mujer con estreñimiento
Hay muchos factores que pueden conducir al estreñimiento; sin embargo, el consumo de ciertos medicamentos puede incidir.

Se habla de estreñimiento cuando una persona tiene dificultad al momento de evacuar o presenta evacuaciones intestinales poco frecuentes. En términos generales, hay estreñimiento cuando no se tienen más de tres evacuaciones por semana.

Cuando el estreñimiento se vuelve crónico, generalmente va acompañado de varios síntomas molestos. Algunos de ellos son las heces duras o grumosas, sensación de evacuación incompleta, dolor al momento de la defecación y, con frecuencia, gran producción de gases.

Hay muchos factores que pueden provocar estreñimiento, entre ellos los medicamentos. Muchas veces hay estreñimiento inducido por opioides, pero también es provocado por otro tipo de medicinas como los antidepresivos, antihistamínicos, antiepilépticos, antipsicóticos y diuréticos, entre otros.

Lee también: ¿Cómo curamos el estreñimiento causado por el estrés?

Estreñimiento inducido por opioides

Son muchos los medicamentos que tienen efectos secundarios, pero lo más habitual es que estos disminuyan de manera notoria con el tiempo. Sin embargo, en el caso del estreñimiento inducido por opioides esto no ocurre. Los médicos creen que el intestino no se acostumbra a este tipo de medicamentos.

El grado del estreñimiento depende del tipo de opioide que se ingiera, de la cantidad del mismo y del tiempo por el que se emplee este tipo de medicina. Entre mayores sean las cantidades y el tiempo de uso, mayores son también las probabilidades de que genere estreñimiento crónico.

El estreñimiento inducido por opioides es diferente al estreñimiento común o funcional. A esta condición también se le conoce con la sigla OIC y, en principio, es un problema temporal que debería desaparecer al dejar de tomar el medicamento que lo origina.

El efecto de los opioides

Mano sosteniendo pastillas
Los opioides tienen un efecto sobre el tracto gastrointestinal, lo que afecta el funcionamiento normal del intestino.

Los opioides ejercen su efecto principalmente sobre el sistema nervioso central, pero también desarrollan una acción periférica sobre otros órganos. Entre ellos, sobre tracto gastrointestinal. Generan algunas modificaciones que impiden, entre otras cosas, el funcionamiento normal del intestino.

Lo más habitual es que los opioides interfieran con el funcionamiento del intestino de dos maneras. La primera es provocando una condición llamada “parálisis intestinal”. Para entender de qué se trata, pensemos en el movimiento de presión que se hace sobre el tubo de pasta dental, para que salga el dentrífico.

Algo similar ocurre en el intestino al momento de evacuar las heces. El movimiento que se produce es involuntario y recibe el nombre de peristalsis. Los opioides pueden reducir o bloquear este movimiento y el resultado de ello es el estreñimiento.

Otro de los efectos de los opioides puede ser el de hacer que se generen heces extremadamente duras. En condiciones normales, la pared del intestino absorbe un porcentaje de agua de las heces, cuando estas transitan a través de él. Pero cuando se ingieren opioides, es posible que dicha absorción sea excesiva, dando como resultado heces duras y estreñimiento.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los tipos de medicamentos?

Otros datos de interés

Es muy importante que si alguien está ingiriendo opioides mantenga una dieta muy sana, que incluya muchos líquidos y fibra, así como alimentos suaves y nutritivos. Como siempre, también es muy recomendable que se practique ejercicio con regularidad, para disminuir el riesgo de un estreñimiento severo.

En muchos casos será necesario tomar fármacos, bien sea para ablandar las heces, o bien para ayudarle al intestino a que desarrolle su función normalmente. Por lo general, se recomiendan laxantes y, si estos no funcionan, medicamentos más especializados.

Lo mejor es que antes de acudir a los fármacos, que muchas veces no son realmente eficaces, se intente la solución del problema con medidas como el masaje abdominal. Este no provoca ningún efecto adverso y, si se aplica adecuadamente, puede ser muy efectivo.

Estreñimiento: causas y pautas a seguir