Estudio asocia pobreza al uso indebido de antibióticos 

Estudio asocia pobreza al uso indebido de antibióticos 

En un estudio publicado en la revista The Lancet Global Health se demostró que la pobreza es un motor propuesto de la resistencia a los antimicrobianos, que influye en el uso inapropiado de antibióticos en los países de ingresos bajos y medios.

Para llegar a esta conclusión el Consorcio Holistic Approach to Unravelling Antimicrobial Resistance (HATUA), entrevistó a 6827 pacientes ambulatorios a partir de los 14 años de edad, incluyendo embarazadas que presentaban síntomas de infección del tracto urinario en Kenia, Tanzania y Uganda, utilizando el modelado jerárquico bayesiano para investigar la asociación entre la pobreza multidimensional y la automedicación antibiótica autoinformada y la no adhesión; posterior a esto recibieron entrenamiento sobre las prácticas de uso de los antibióticos.

Los resultados arrojaron que no solo el factor socioeconómico impulsa el uso indebido de los antibióticos sino también las barreras estructurales, como las ineficiencias en la atención de la salud pública, combinadas con limitaciones de tiempo y financieras, alimentan los puntos de acceso a antibióticos alternativos y la falta de adhesión al tratamiento en todos los niveles de privación.

El mismo se apoya en que a nivel mundial, el consumo humano de antibióticos aumentó en más del 60% entre 2001 y 2015, y el uso en países de ingresos bajos y medianos está convergiendo rápidamente con las naciones más ricas.

Para explorar las asociaciones entre la pobreza multidimensional y el uso indebido de antibióticos, se analizaron  tres resultados binarios del mal uso de antibióticos: saltarse una dosis, no completar el curso y automedicación. Los detalles de la automedicación con antibióticos se derivaron del historial reportado de tratamiento reciente, es decir, desde que comenzaron los síntomas de la infección del tracto urinario, o dentro de las 2 semanas anteriores si esta información era desconocida para los síntomas similares a la infección del tracto urinario y tomaron el valor 1 y para medir el salto de una dosis, se preguntó a los pacientes «¿alguna vez se salta su dosis de antibióticos?», y por no completar el curso, «¿normalmente completa el curso del tratamiento?», a lo que los pacientes respondieron sí o no. 

En el desarrollo de esta investigación participaron: Instituto Nacional de Investigación Sanitaria del Reino Unido, Consejo de Investigación Médica del Reino Unido y Departamento de Salud y Asistencia Social.