La influencia de la alimentación en el esperma

La influencia de la alimentación en el esperma

El déficit de zinc, el consumo de alcohol y los azúcares simples parecen influir de forma negativa en la calidad del esperma. Descubre en este artículo cómo mejorar la alimentación para incrementar la fertilidad.

  • Fibra soluble y fibra insolule: ¿cómo se diferencian?
  • 3 alimentos que contienen hierro
  • ¿Qué son los péptidos de colágeno?

La fertilidad se relaciona de forma directa con la alimentación y los hábitos de vida. El consumo de tóxicos, alcohol y una dieta inadecuada pueden influir en la calidad del esperma, y por lo tanto, en el éxito reproductivo.

Para evitar esta situación, se recomienda mantener unas pautas de alimentación saludables, enfatizando el consumo de pescados y de vegetales. Al mismo tiempo, es necesario reducir la ingesta de ultraprocesados e incrementar la actividad física.

El alcohol reduce la calidad del esperma

El alcohol es una sustancia que afecta de manera negativa al organismo. Además de inducir un deterioro cognitivo transitorio, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades complejas a medio y largo plazo.

El consumo de esta sustancia de manera habitual se relaciona con un peor estado de salud. Además, según una investigación publicada en la revista Reproductive Biomedicine Online, la ingesta regular de alcohol reduce el volumen del esperma.

Es necesario tener en cuenta que para que se produzca la fecundación, un número mínimo de espermatozoides deben alcanzar el aparato reproductor femenino. Si se reduce el volumen del esperma expulsado, también lo hace la cantidad disponibles de células de la fecundación. Por este motivo, el éxito reproductivo se ve disminuido.

hemospermia
El alcohol reduce la cantidad de espermatozoides circulantes en el semen, y eso baja las posibilidades de fecundación

Lee también: Así afecta el alcohol al sistema inmunitario

Los micronutrientes afectan la movilidad del esperma

Un déficit en el aporte de micronutrientes conlleva la aparición de patologías a medio o largo plazo. Un ejemplo típico es el de la anemia producida por la falta de hierro. Sin embargo, el esperma también se ve perjudicado si la ingesta de estos nutrientes no es la adecuada.

En concreto, la calidad, el volumen del semen y la movilidad de los espermatozoides que contiene, se vinculan directamente con el aporte dietético de zinc. Presentar bajos niveles de este micronutriente afecta a la producción espermática y a su calidad, pudiendo desencadenar en un problema de infertilidad. Así lo afirma una investigación publicada en la revista International Journal of Reproductive Biomedicine.

El azúcar pone en peligro la calidad semen

El azúcar simple y añadido es una sustancia frecuente en la alimentación actual. Este ingrediente es capaz de aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas. Por otra parte, se vincula con una promoción de la obesidad, cuando es consumido por individuos no deportistas.

Además, la ingesta de azúcar simple está relacionada con una reducción de la calidad del esperma. Esta situación condiciona el éxito reproductivo y puede generar una infertilidad de carácter transitorio.

Por fortuna, mejorar los hábitos dietéticos en lo que al consumo de esta sustancia se refiere, es capaz de restaurar los valores normales del esperma. De todos modos, el problema de una mala alimentación no solo reside en un menor porcentaje de éxito al concebir. Las investigaciones recientes asocian una mala alimentación de los progenitores con una peor salud de la descendencia.

azúcar y calidad del esperma
El azúcar simple podría disminuir la calidad del esperma y afectar la fertilidad cuando se consume en demasía

También te puede interesar: El papel del zinc para fortalecer el sistema inmune

Cuida tu alimentación para mejorar el esperma

Tanto el volumen, como la calidad del esperma, se ven afectados por los hábitos de vida. La alimentación y el ejercicio físico frecuente influyen en gran medida en la probabilidad de concebir.

Existen alimentos o sustancias tóxicas que pueden reducir el volumen de los espermatozoides y su movilidad, lo cual dificulta el proceso de fecundación. Es el caso del alcohol y del azúcar simple.

Por otra parte, deficiencias en micronutrientes están asociadas con una menor movilidad y calidad de los espermatozoides presentes en el semen. El zinc es el más representativo de todos ellos. Algunos procesos de infertilidad se asocian a niveles bajos de esta sustancia, por lo que la suplementación puede resultar una solución eficaz.

La alimentación variada, rica en vegetales y pescados, sobre todo si estás buscando concebir un hijo, es un pilar del proceso. De este modo, se aumentan las posibilidades de éxito. Al mismo tiempo, condicionarás positivamente la salud de tus descendientes, puesto que la alimentación de los progenitores parece tener un efecto sobre el riesgo de enfermar de los hijos.

Dieta para las personas con cáncer