Piden garantizar en ley de Seguridad Social un manejo digno de las enfermedades catastróficas

Piden garantizar en ley de Seguridad Social un manejo digno de las enfermedades catastróficas

  • Plantean incluir la hospitalización domiciliaria y que ARS asuman responsabilidad total del suministro de sangre
  • También, solicitan aumentar cobertura para quimioterapias y cirugías estéticas tras accidentes a un 95 %

SANTO DOMINGO,RD.- Las calamidades e incertidumbres que viven muchas familias con parientes que sufren enfermedades catastróficas o terminales, como el cáncer, fueron expuestas durante las vistas públicas que realizó la comisión bicameral que estudia la Ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Bethania Martínez, quien habló en representación de la Asociación Dominicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor y los Cuidados Paliativos y de la Asociación Dominicana de Atención Domiciliaria y Empresarial, expuso sobre la necesidad de que sean reforzados los cuidados paliativos que permitirían a esos pacientes morir o enfrentar las citadas patologías de una forma más digna.

Expresó a los congresistas que tienen la oportunidad de cambiar el destino de la seguridad social en la República Dominicana.

Destacó que los programas preventivos establecidos en la ley de Seguridad Social están destinados, como su nombre lo indica, a tomar medidas para tratar de evitar de que los ciudadanos padezcan enfermedades.

Sin embargo, reconoció que hay riesgos de las personas enfermarse, por lo que existe la necesidad de insertar los cuidados paliativos como un derecho universal de prestación de servicio.

Afirmó que es importante cambiar el destino de las familias que enfrentan que sus parientes tengan que pasar por quimioterapias y radioterapias, con el objetivo de que al final de sus días puedan tener una muerte digna y evitar mayor tristeza.

Se preguntó cuántas personas presentes en el Salón de la Asamblea Nacional, donde fueron realizadas las vistas públicas el pasado jueves, han tenido un familiar con una enfermedad sin condiciones de calidad.

“¿Cuántos de ustedes han visto cambiar el destino de las familias porque han tenido que pasar por quimioterapia, radioterapia…? Pero al final de sus días tendrán que tener una muerte, pero una muerte digna y esto se llama cuidados paliativos”, analizó.

Dijo que las asociaciones que representa están en la mejor disposición de poder colaborar en este cambio “y sobre todo un cambio que no traiga más tristeza de ver a un hombre, a una mujer en dolor y en sufrimiento”.

Martínez expresó que las atenciones domiciliarias deben ser reforzadas para incluir las hospitalizaciones domiciliarias debido a que eso generaría garantizar una atención de calidad.

Puso como ejemplo la incidencia de la pandemia del COVID-19 en el país, durante la que ha sido frecuente decirle al paciente: “vete para tu casa a ingresarte”, a lo que se preguntó: “Pero, ¿bajo qué cobertura? ¿Quiénes le están dando seguimiento a estos pacientes que están en ingreso, pero en sus casas, sin ninguna atención ni médica, ni siquiera de enfermería?”.

Mayor cobertura a quimioterapias

En tanto que Marcia Fabián pidió que sean cubiertas las quimioterapias y las cirugías estéticas con un 95 por ciento.

Además, sugirió que como existen muchos afiliados que no usan el fondo anual para la compra de medicamentos en las farmacias ese dinero les sea devuelto.

Asimismo, pidió tomar en consideración que las empresas sean monitoreadas debido a que algunas no suelen pagar a la Tesorería de la Seguridad Social los recursos económicos que les descuentan a sus empleados cada mes para cubrir sus seguros médicos.

Por otro lado, Luis Holguín, del Observatorio Nacional para la Defensa de los Consumidores y de la Asociación de Asistencia Social, mencionó la necesidad de que la sangre y todo lo que contempla el proceso de suplir ese vital liquido, incluyendo estudios previos y el pago a los donantes, sea cubierto de forma completa por las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS).

Cuestionó que en pleno siglo XXI los seguros médicos no asuman esa responsabilidad.