¿Por qué la subvariante Ómicron se propaga más rápido que la original?

Con la aparición de las cepas y subcepas, los especialistas de COVID-19 han ganado entrenamiento en el análisis de su contagiosidad, gravedad y capacidad de dispersión. Ahora, con la detección de una subvariante de Ómicrom, han detectado la velocidad cómo se está desplazando en diferentes países de todo el mundo.

Un informe de preimpresión publicado en la plataforma Medrxiv reveló que la versión, conocida como BA.2 se ha extendido rápidamente en las últimas semanas a países como Dinamarca, Filipinas y Sudáfrica. Esto sigue a la propagación inicial del tipo BA.1 Omicron del virus SARS-CoV-2, que se identificó por primera vez en el sur de África a finales de noviembre y se propagó rápidamente por todo el mundo.

En este documento realizado por un equipo de trabajo del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston, EE .UU., un estudio de laboratorio BA.2 sugiere que su rápido ascenso es probablemente el resultado de ser más permeable que BA.1., mientras otros estudios preliminares sugieren que BA.2 puede superar fácilmente la inmunidad de la vacunación y la infección previa, aunque no es mucho mejor que BA.1 al hacerlo.

En vistas de estas primeras miradas, si los avances de investigación respaldan estos hallazgos, los científicos creen que es poco probable que el ataque inicial de Omicron de BA.2 cause una segunda ola importante de infecciones, hospitalizaciones y muertes. “Esto puede prolongar el crecimiento de los omicrones. Pero nuestros datos sugieren que no dará lugar a un aumento de nuevas incorporaciones”, afirmó Dan Baruch, inmunólogo y virólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, Massachusetts.

Para un científicio “no se puede indicar si las personas que se recuperan de BA.1 son susceptibles a la reinfección de BA.2″ (EFE/Kiko Huesca/Archivo)

Para un científicio “no se puede indicar si las personas que se recuperan de BA.1 son susceptibles a la reinfección de BA.2″ (EFE/Kiko Huesca/Archivo)

Un incremento constante en la prevalencia de BA.2 en varios países sugiere que tiene una ventaja de aceleración en comparación con otras formas circulantes”, dijo Mads Albertsson, bioinformático de la Universidad de Aalborg en Dinamarca, también estudioso de este fenómeno. Esto incluye otras formas de Ómicron, como un linaje menos frecuente llamado BA.3. “Desde un punto de vista científico, la pregunta es por qué”, fue la pregunta de Barouch. Los investigadores creen que una gran parte de la razón por la que Ómicron reemplazó rápidamente la versión Delta es su capacidad para infectar y propagarse entre las personas que fueron inmunizadas con Delta. Entonces, esa es una posibilidad que permita comprender el aumento de BA.2 que es incluso mejor que BA.1 en el control de la inmunidad.

En Dinamarca, donde las tasas de vacunación son altas, el aumento de BA.2 todavía no está causando problemas significativos. Estos resultados concuerdan con otra preimpresión dirigida por el virólogo David Ho de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, quien descubrió que BA.2 y BA.1 tenían capacidades similares para resistir los anticuerpos neutralizantes en la sangre de las personas que habían sido vacunadas. o previamente infectado.

Sin embargo, el equipo de Ho también encontró indicaciones de que las mutaciones genéticas exclusivas de BA.2 afectan la forma en que ciertos anticuerpos reconocen la variante. Los especialistas detectaron que una familia de anticuerpos que se unen a una parte de la proteína espiga, que, a su vez, se liga a las células huésped, es mucho menos efectiva para neutralizar BA.2 que BA.1, mientras que otro tipo de anticuerpo espiga es más activo contra BA. 2.

Una tercera preimpresión dirigida por el virólogo Kei Sato de la Universidad de Tokio, confirmó que los hámsters y los ratones infectados con BA.1 producían anticuerpos que eran menos potentes contra BA.2 que contra BA.1.

"BA.2 puede plantear más desafíos en lugares donde las tasas de vacunación son más bajas", según un especiaista (EFE/ Elvis González/ Archivo)

«BA.2 puede plantear más desafíos en lugares donde las tasas de vacunación son más bajas», según un especiaista (EFE/ Elvis González/ Archivo)

A pesar de todos estos hallazgos, todavía no está claro qué significan los últimos estudios de laboratorio para la protección inmunológica contra BA.2 en el mundo real. Barouch dice que el estudio de su equipo “no puede indicar si las personas que se recuperan de BA.1 son susceptibles a la reinfección de BA.2″. Pero cree que las estadísticas de su equipo muestran que “es poco probable que ese riesgo sea mucho mayor para BA.2 que para BA.1″, concluyó.

Investigadores en Israel identificaron algunos casos en los que las personas que se curaron de BA.1 se infectaron con BA.2. Mientras tanto, científicos daneses lanzaron un estudio para determinar con qué frecuencia ocurren tales reinfecciones. Los epidemiólogos moleculares del State Serum Institute en Copenhague y el Comité de Evaluación de Riesgo de Variante SARS-CoV-2 de Dinamarca están trabajando en ello. Su presidente, Trolls Lillebeck, afirmó que “si no hubiera protección, sería sorprendente y, creo, poco probable. Lo sabremos con certeza en unas pocas semanas más”.

Otro estudio de Ómicron, que abarca más de 8.000 hogares daneses, sugiere que BA.2 aumenta con una combinación de factores. Los investigadores descubrieron que las personas no infectadas, vacunadas dos veces y recuperadas eran más vulnerables a la infección BA.2 que a la infección BA.1. “Los individuos no infectados también tienen un mayor riesgo de contagio por BA.2, lo que sugiere que las distintas propiedades del virus están, al menos en parte, detrás de su mayor transmisibilidad”, agregó Lilbeck.

Según estos nuevos descubrimientos no será fácil para los especialistas identificar la mutación genética responsable de los rasgos distintivos de BA.2 y su ventaja de crecimiento (EFE/Elvis González)

Según estos nuevos descubrimientos no será fácil para los especialistas identificar la mutación genética responsable de los rasgos distintivos de BA.2 y su ventaja de crecimiento (EFE/Elvis González)

En Dinamarca, un estudio preliminar encontró que la variante no parece causar una enfermedad más grave que BA.1, incluso en niños. Pero, para Lilibek “BA.2 puede plantear más desafíos en lugares donde las tasas de vacunación son más bajas”. La ventaja de crecimiento de la variante sobre BA.1 significa que puede extender los picos de Ómicron, aumentando la probabilidad de infección para las personas mayores y otros grupos con alto riesgo de enfermedad grave. Creo que el principal problema con BA.2 es la transmisión. Se pone a más personas en riesgo de dar positivo en un corto período de tiempo, lo que ejerce presión sobre el sistema hospitalario”, agregó Liebeck.

También hay indicaciones de que BA.2 puede limitar las opciones de tratamiento. En experimentos de laboratorio, el equipo de Ho encontró que la variante era resistente a un anticuerpo monoclonal terapéutico llamado sotrovimab, que era efectivo contra BA. Sin embargo, el fabricante del fármaco, Vir Biotechnology en San Francisco, California, informó en un comunicado de prensa que sus propios experimentos no publicados muestran que el sotrovimab sigue siendo eficaz contra BA.2.

Según estos nuevos descubrimientos no será fácil para los especialistas identificar la mutación genética responsable de los rasgos distintivos de BA.2 y su ventaja de crecimiento. En otras variantes de rápida propagación, incluidas Alfa y Delta, los investigadores han observado mutaciones que aceleran la transmisión, pero es poco probable que expliquen completamente el comportamiento de esas variantes.