PRUEBALO: Controla la hipertensión aumentando el consumo de estos 7 alimentos

PRUEBALO: Controla la hipertensión aumentando el consumo de estos 7 alimentos

La hipertensión es una de las enfermedades crónicas que afecta el sistema cardiovascular, caracterizada por un incremento de la tensión sanguínea de las arterias. Por eso, controla la hipertensión a partir de hoy con una serie de alimentos que mejorarán, notablemente, tu salud.

Tener una presión elevada, por encima de lo establecido como normal, aumenta de forma considerable el riesgo de daño arterial, accidente cerebrovascular y otras patologías cardíacas que pueden conducir a la muerte.

Se dice que una persona padece este trastorno cuando los niveles de su presión son de 140/90 mm Hg o superiores. Sin embargo, en sus primeras etapas la hipertensión puede ser asintomática.

Debido a esto es primordial consultar de forma recurrente al médico, especialmente cuando se tienen antecedentes familiares u otros factores de riesgo.

Además, es bueno aumentar el consumo de ciertos alimentos que, por sus propiedades, facilitan el control de la presión de forma natural. Por eso, controla la hipertensión con las siguientes opciones que te recomendamos añadir a tu dieta.

1. Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino

Las semillas de lino son una fuente natural de fibra y ácidos grasos esenciales omega 3 que, tras ser absorbidos en el organismo, facilitan el control del colesterol malo (LDL) y la presión arterial alta.

Su ingesta regular mejora la calidad de vida de los pacientes con hipertensión, minimiza el riesgo de daño arterial y controla la inflamación de los tejidos.

Son un buen complemento nutricional, ideal para controlar la ansiedad por la comida y el sobrepeso.

¿Quieres conocer más? Lee: Semillas de lino contra el estreñimiento

2. Plátanos

Controla la hipertensión con plátanos, un alimento caracterizado por su exquisito sabor dulce que es un buen complemento alimentario.

Su alto contenido de potasio ayuda a regular los procesos inflamatorios del cuerpo, disminuyendo la retención de líquidos que afecta la presión sanguínea.

Consumidos en batidos, ensaladas y de forma natural reducen de forma significativa el riesgo de accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas.

3. Pescado azul

Pescado-azul

El pescado azul o de agua fría es una de las mayores fuentes naturales de ácidos grasos omega 3,un tipo de grasa saludable que ayuda a limpiar las arterias para controlar los niveles altos de colesterol, triglicéridos y presión arterial.

Estas sustancias naturales actúan como antiinflamatorios naturales, ideales para regular el paso de la sangre a través de las arterias.

Además, aportan proteínas de alta calidad y otros nutrientes esenciales que ayudan a mejorar la salud física y mental.

4. Apio

El apio contiene una alta concentración de fitoquímicos y compuestos antioxidantes que aportan maravillosos beneficios sobre los pacientes con hipertensión.

Ingerido todos los días en porciones moderadas controla los procesos inflamatorios y facilita la eliminación de los líquidos retenidos en el cuerpo.

También contiene minerales esenciales que ayudan a reducir los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés y el riesgo de presión arterial alta.

5. Cebolla

Zumo de cebolla

Este vegetal, utilizado para condimentar muchos platos, es rico en sustancias sulfurosas que disminuyen la inflamación, la acumulación de colesterol y la presión arterial.

Sus jugos naturales facilitan la limpieza de las arterias, removiendo el exceso de lípidos dañinos como el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos.

También cuenta con potentes antioxidantes que frenan el daño oxidativo, asociado con el envejecimiento prematuro de la arterias.

6. Pimienta de Cayena

El consumo moderado de pimienta de Cayena es ideal para reducir la presión arterial en aquellos pacientes que tienen descontroles regulares.

Su compuesto activo, la capsaicina, mejora la circulación de la sangre, evitando que las plaquetas se acumulen y endurezcan las arterias.

Es un buen complemento para revertir los efectos negativos de los radicales libres, relacionados con la aparición de la hipertensión en la edad adulta.

Visita este artículo: Té verde y cayena para aumentar el metabolismo

7. Agua de coco

agua de coco

Controla la hipertensión, también, con el agua de coco, un alimento rico en minerales y compuestos antioxidantes que, además de rehidratar el cuerpo, ayuda a disminuir los problemas de la circulación y la presión arterial.

Actúa como un diurético natural, ideal para estimular la eliminación de los líquidos que se quedan retenidos en los tejidos. También aporta fibra y pequeñas porciones de grasas saludables que fortalecen y protegen la salud cardíaca.

Controla la presión arterial a través de un plan de alimentación saludablepara prevenir sus riesgos y consecuencias. Procura ingerir los alimentos mencionados, complementándolos con una dieta completa y equilibrada.