Recetas naturales sencillas para reducir la celulitis

Recetas naturales sencillas para reducir la celulitis

La celulitis es un padecimiento metabólico el cual afecta principalmente a las mujeres. Esta condición no necesariamente está asociada con el sobrepeso, ya que se presenta incluso en mujeres delgadas
Recetas naturales sencillas para reducir la celulitis

La celulitis no implica un riesgo grave de salud, aunque en algunos casos desencadena otros padecimientos. Es conocida principalmente por ser un problema estético el cual ocasiona muchas molestias y puede llegar incluso a afectar la autoestima. Por ello, muchos buscan opciones para reducir la celulitis y mejorar el aspecto de su piel.

La piel cubre el cuerpo para mantenerlo a una temperatura adecuada y protegerlo de ataques externos. Está compuesta por tres capas, cada una con funciones específicas: la epidermis, la dermis y la hipodermis. Esta última capa mencionada es la que contiene las células almacenadoras de grasas, llamados adipocitos, que acumulan la grasa para regular la temperatura del cuerpo.

Cuando las grasas no se desechan de manera regular y aumenta la talla de la persona, las células grasas empujan la piel formando pequeños bultos o protuberancias que se ven en el exterior de la piel.

La formación de la celulitis está asociada con los siguientes factores: 

  • Sedentarismo.
  • Factores hereditarios.
  • Fluctuaciones hormonales.
  • Deficiencias en la circulación sanguínea.

Tipos de celulitis

Ahora, veamos un poco más sobre cada uno de los tipos de celulitis que se han identificado en dermatología.

1. Celulitis general

Celulitis general

Es más frecuente en mujeres que padecen de obesidad y tienen hábitos alimenticios poco saludables. Se inicia en la niñez y se acentúa en la etapa adulta. Provoca cambios estéticos principalmente en las caderas, abdomen, muslos y las piernas.

2. Celulitis localizada

Esta se caracteriza por la presencia de dolores intensos en una parte específica del cuerpo, por lo que es más complicada. Se presenta mayormente en el abdomen, la espalda, glúteos y brazos.

3. Celulitis blanda

Provoca que la piel se vuelve floja o flácida, con aspecto gelatinoso. Se puede ver a simple vista y puede acompañarse de fatiga y sensación de debilidad.

4. Celulitis edematosa

Celulitis edematosa

La piel presenta, además de los aspectos y síntomas de los otros tipos de celulitis, alta retención de líquidos. Se puede presentar en mujeres de todas las edades.

Te recomendamos leer: Ejercicios en casa para combatir la celulitis. ¡Te encantarán!

5. Celulitis dura

Este tipo de celulitis hace que la piel se vuelve más consistente y dura. Se presenta usualmente en mujeres jóvenes y deportistas, ya que sus tejidos son firmes y tonificados.

La celulitis se manifiesta de forma progresiva y se debe tratar desde que empieza aparece. Con el transcurso del tiempo evoluciona y resulta más difícil eliminarla.

  • Debemos siempre tener en cuenta que una alimentación inadecuada excesiva en calorías conlleva a un incremento en el peso de las personas.
  • Con ello incrementa el número de las células grasas, lo que agrava el proceso celulítico.
  • Una alimentación adecuada más la ingesta de mucha agua reduce la aparición de la celulitis.
  • Para eliminar la celulitis debes siempre primero tomar en cuenta la causa de su aparición, no tanto en los síntomas.

Remedios naturales, complementos para un estilo de vida sano

Para tratar la celulitis existen varias medidas que se pueden aplicar fácilmente en el día a día. Todas ellas quedan recogidas en la Guía práctica de actuación desde la farmacia comunitaria de la SEFAC. Principalmente, giran en torno a la práctica de ejercicio y la adopción de ciertas recomendaciones dietéticas.

Adicionalmente, algunos remedios caseros pueden ayudar a trabajar la celulitis, para así mitigar su aspecto.

Aguacate

aguacate

El aguacate es una fruta rica en nutrientes los cuales humectan la piel. Por ello, se han elaborado todo tipo de productos para el cuidado de la piel que aprovechan sus nutrientes y extractos.

Ingredientes

  • ½ aguacate 
  • 2 cucharadas de avena (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Procedimiento

  • Lava bien el aguacate y pártelo por la mitad. Con ayuda de una cuchara separa la parte carnosa de la cáscara y la semilla.
  • Agrégalo a un recipiente y tritúralo hasta formar una pasta.
  • Agrega la avena y el aceite de oliva y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  • Aplícala sobre las partes donde tienes celulitis, masajea suavemente con tus dedos y deja actuar durante 20 minutos.
  • Después retira y limpia con abundante agua fría.
  • Este tratamiento lo puedes repetir unas tres veces a la semana para tener buenos resultados.

Café contra la celulitis

 Con el café puedes crear un tratamiento casero muy fácil de hacer y efectivo, por su contenido de cafeína.

Ingredientes

  • ½ taza de granos de café triturados o café molido (100 g)
  • 2 cucharadas de azúcar (30 g)
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • ¼  de taza de aceite de almendras (50 g)
  • ¼ de taza de aceite de oliva (50 g)

Procedimiento

  • En un recipiente combina todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea.
  • Aplica la pasta en las áreas afectadas por la celulitis todos los días.
  • Esta aplicación la puedes realizar mientras tomas tu baño, o un poco antes.

Baño de algas

Cómo incorporar las algas a la dieta para conseguir más minerales

Aunque no existe evidencia científica de sus beneficios para reducir la celulitis, se considera que puede ser útil. Las algas ayudarían a regenerar en la piel.

Ingredientes

  • 50 gramos de algas marinas desecadas
  • Agua (la suficiente para llenar media bañera)