Supositorios de glicerina: ¿cómo funcionan?

Supositorios de glicerina: ¿cómo funcionan?

El uso de los supositorios de glicerina está indicado para el alivio sintomático del estreñimiento transitorio y ocasional para adultos y adolescentes a partir de 12 años.

  • ¿Qué es el ganglio centinela?
  • Criolipólisis: ¿en qué consiste y para qué sirve?
  • Punción seca: ¿qué es y cuándo es recomendable?

Los supositorios de glicerina se utilizan con frecuencia para solucionar el problema del estreñimiento ocasional. Esto se debe a que actúan de forma rápida y directa. 

El glicerol es su principio activo. Es un derivado poliólico que ejerce una acción laxante cuando se administra por vía rectal. Este efecto se consigue por la capacidad que tiene para ablandar las heces que, junto a una ligera acción irritante local, consigue aumentar el peristaltismo intestinal.

¿Cómo actúan los supositorios de glicerina?

Como hemos dicho, su efecto se debe a un doble mecanismo de acción sobre nuestro organismo:

  • Efecto irritante de la mucosa del recto, sin afectar a las paredes del intestino. Esta irritación provoca la contracción del recto y ayuda a la expulsión de las heces.
  • Efecto osmótico: el glicerol presenta una gran capacidad para absorber agua atrayéndola hacia la luz intestinal. Esto, junto con las propiedades lubrificantes, reblandece las heces y facilita su eliminación.

Los supositorios de glicerina ejercen su efecto entre 15 minutos y una hora después de su administración. El glicerol no se absorbe cuando se administra por vía rectal; es eliminado prácticamente por completo al producirse la defecación.

estreñimiento y supositorios de glicerina

Indicaciones

El uso de los supositorios de glicerina está indicado para el alivio del estreñimiento transitorio y ocasional en adultos y adolescentes a partir de 12 años. Se trata de un tratamiento sintomático, puesto que no va al origen del problema. 

¿Qué es el estreñimiento?

En general, se habla de estreñimiento cuando tiene lugar una disminución en la frecuencia de las deposiciones y/o se da una reducción de su volumen. No es en sí mismo una enfermedad sino más bien un síntoma de que el tránsito intestinal está disminuido por alguna causa.

El estreñimiento afecta mucho más a las mujeres que a los hombres; especialmente, a mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 35 años y a partir de los 60.

Según su duración, se puede clasificar en dos tipos:

  • Ocasional: su origen puede estar en cambios de alimentación e ingesta de agua, falta de ejercicio, ciertos medicamentos o estrés.
  • Crónico: para que el estreñimiento se considere crónico ha de durar al menos 3 meses aunque puede llegar a durar años.

El estreñimiento crónico puede estar relacionado con situaciones parecidas a las del estreñimiento ocasional pero que duran en el tiempo. Sin embargo, otras veces, tiene su origen en problemas digestivos y en enfermedades en las que el tránsito intestinal es lento o prácticamente nulo.

También te puede interesar: ¿Cómo funcionan los medicamentos para el estreñimiento?

¿Los supositorios de glicerina tienen efectos adversos?

Cáncer de colon

Si los usas en exceso y durante largos periodos de tiempo, los supositorios de glicerina pueden dar lugar a un síndrome de colon irritable. También puedes tener síntomas como picor anal, escozor e irritación.

No obstante, si eres alérgico al glicerol no debes usar supositorios de glicerina. Tampoco debes hacerlo si tienes hemorroides, alteraciones anorectales o cualquier síntoma que indique que puedes tener obstrucción intestinal, apendicitis u otras enfermedades intestinales. En estos casos, consulta sin falta con el médico.

¿Qué ventajas tiene su uso y cómo se utilizan?

Las ventajas principales de los supositorios de glicerina son tres:

  • Alivian eficazmente el estreñimiento ocasional.
  • Su efecto es rápido.
  • Actúan de forma local.

En adultos y mayores de 12 años, la dosis habitual es de un supositorio al día. Es recomendable no utilizarlos durante más de 6 o 7 días seguidos, excepto que tu médico te indique otra cosa. Una vez que han pasado estos días, si sigues con síntomas de estreñimiento o estos empeoran, debes consultar al especialista.

Lee también: 6 hábitos para superar el estreñimiento sin laxantes

Contraindicaciones

Los supositorios de glicerina presentan algunas contraindicaciones entre las que se encuentran las siguientes:

  • Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes.
  • Alteraciones del tránsito gastrointestinal: en estas situaciones en las que el tránsito esté dificultado o impedido, como puede suceder ante una obstrucción intestinal, no se deben utilizar los supositorios. Por sus efectos laxantes, el glicerol podría empeorar la obstrucción.
  • Existencia de un dolor abdominal de origen desconocido: ante un caso así, no se debe comenzar un tratamiento con supositorios de glicerina hasta conocer la causa del problema. El empleo de un laxante puede enmascarar los síntomas de un cuadro más grave.

Además, está contraindicado el uso de laxantes en los casos de patologías en las que resulte peligroso aumentar el peristaltismo intestinal, como apendicitis o perforación intestinal.

Los supositorios de glicerina solo son una ayuda puntual

El uso de supositorios de glicerina permite solucionar el problema del estreñimiento ocasional de forma directa y rápida. Sin embargo, antes de iniciar un tratamiento frente al estreñimiento, se deberían modificar los hábitos de vida.

No debemos olvidar que los supositorios no solucionan la causa que provoca el estreñimiento; tan solo tratan los síntomas de una forma puntual y rápida. Por eso, no dudes en consultar al médico si presentas este trastorno habitualmente.