¿Cuánto tiempo permanece el coronavirus en las superficies?

¿Cuánto tiempo permanece el coronavirus en las superficies?

El virus COVID-19 puede permanecer durante varias horas o días en aerosoles y en algunas superficies, según un nuevo estudio de los Institutos Nacionales de Salud, CDC, UCLA y la Universidad de Princeton (EE.UU.) que se publica en « The New England Journal of Medicine».

Los científicos descubrieron que el coronavirus era detectable en aerosoles durante hasta tres horas, hasta cuatro horas en cobre, hasta 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable.

Los resultados proporcionan información clave sobre la estabilidad del SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, y sugiere que las personas pueden adquirir el virus a través del aire y después de tocar objetos contaminados.

Los investigadores de los NIH compararon cómo el ambiente afecta el SARS-CoV-2 y el SARS-CoV-1, que causa el SARS. El SARS-CoV-1, al igual que su sucesor que ahora circula por todo el mundo, surgió de China e infectó a más de 8.000 personas en 2002 y 2003. Fue erradicado mediante medidas intensivas de rastreo de contactos y aislamiento de casos y no se han detectado casos desde 2004. SARS-CoV-1 es el coronavirus humano más relacionado con el SARS-CoV-2.

El estudio intentó imitar el virus que se deposita de una persona infectada en las superficies cotidianas de un hogar u hospital, como al toser o tocar objetos. A continuación, los científicos investigaron cuánto tiempo el virus permaneció infeccioso en estas superficies.

Si la viabilidad de los dos coronavirus es similar, ¿por qué el SARS-CoV-2 está causando más casos? La evidencia sugiere que las personas infectadas con SARS-CoV-2 podrían estar propagando el virus antes de reconocer los síntomas. Esto haría que las medidas de control de enfermedades que fueron efectivas contra el SARS-CoV-1 lo sean menos en esta caso.

A diferencia del SARS-CoV-1, la mayoría de los casos secundarios de transmisión del virus del SARS-CoV-2 parecen estar ocurriendo en entornos comunitarios en lugar de entornos de atención médica. Sin embargo, estos también son vulnerables a la introducción y propagación del SARS-CoV-2, y la estabilidad del SARS-CoV-2 en aerosoles y en superficies probablemente contribuya a su transmisión.

Los hallazgos reafirman las recomendaciones de los profesionales de la salud pública para usar precauciones similares a las de la gripe y otros virus respiratorios para prevenir la propagación del SARS-CoV-2: Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; permanecer en casa cuando se esté enfermo; toser o estornudar en un pañuelo desechable y tirarlo a la basura, y limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia.