Pie Diabético, enemigo silente del paciente

Pie Diabético, enemigo silente del paciente

El Pie Diabético es una especie de úlcera que se presenta como herida profunda en el área del tobillo, la cual se produce a través de enfermedades neuropáticas y arteriales.

A continuación, presentaremos la entrevista a la doctora Alillenska Ceballo Aybar, quien es cirujana general, especialista en Pie Diabético y manejo de heridas. Además, es subdirectora del Centro Médico Elohim.

Alillenska Ceballo Aybar, cirujana general, especialista en Pie Diabético y manejo de heridas

¿SE PUEDE CONSIDERAR EL TRATAMIENTO DE PIE DIABÉTICO COMO DE ALTO COSTO?

El tratamiento de pie diabético o mejor dicho preservar una extremidad luego de una lesión en los pies es un tratamiento largo y de alto costo, tanto a nivel personal y familiar, dado que la mayoría de los afectados en un 58% en este país según las estadísticas son hombres entre 45 y 60 años según edad productiva.

 MITOS DEL CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO:

Muchas de las complicaciones o grados más severos del pie diabético son consecuencias del desconocimiento que tiene la población en este sentido, como aquellos mitos que la sábila cicatriza, en pueden colocarse productos mentolados en los pies, entrar los pies en agua caliente con sal, o colocarse hielo; debido a que producen quemaduras en su mayoría debido a que la sensibilidad del diabético está alterada secundario a la neuropatía ocasionada por la diabetes Mellitus. 

 ¿CUÁLES PACIENTES ESTÁN MÁS VULNERABLES A PADECER ESTE TIPO DE CONDICIÓN?

Los pacientes más vulnerables son aquellos que desconocen que son diabéticos, muchos de nuestros pacientes se dan cuentan que padecen de diabetes Mellitus cuando ya tienen una lesión en el pie que progresó muy rápido y/o no mejora, pero existen factores predisponentes a desarrollar una úlcera por pie diabético, como son: malformaciones óseas en el pie, alteraciones de la marcha, insuficiencias circulatorias pueden ser arteriales o venosas, y un mal control glucémico.

 ¿HAY UNA EDAD ESPECÍFICA PARA PADECER ESTE TIPO DE AFECCIÓN? 

No existe una edad específica para iniciar padeciendo una úlcera por pie diabético, hay pacientes con diabetes tipo I, que son aquellos pacientes que su páncreas no produce insulina o produce muy poca; la mayoría de estos pacientes se diagnostican a muy temprana edad, más así cualquier desencadenante cómo un traumatismo lo pueden llevar a padecer de úlceras de pie diabético de cualquier grado, por lo cual la edad no es un factor predictivo.

La edad oscila entre los 45 y 60 años dado que la mayoría de los afectados en nuestro país son hombre un 58% padece esta afección según las estadísticas. 

SE DICE QUE LAS AMPUTACIONES EN PACIENTES DIABÉTICOS INICIAN POR LOS PIES ¿DESDE SU OJO CLÍNICO COMO DEBEN CUIDARSE LOS PIES ESTE TIPO DE PACIENTE?

Prevenir es la mejor forma de cuidar y mantener una buena salud de nuestros pies, se estima que en República Dominicana existe un 8% de la población padeciendo de diabetes que no está diagnosticada según la IDF y que tenemos sólo un 11% diagnosticados, cifras muy altas, llegando a diagnosticar la enfermedad en estadios muy avanzados acompañados de complicaciones y comorbilidades asociadas que encarecen y dificultan para el sistema de salud dar una respuesta terapéutica efectiva para esta condición de vida.

Todo Paciente diabético debe saber que debe revisar a diario sus pies ya sea por el mismo o un familiar para reconocer cualquier lesión temprana, debe secarse los pies y entre los dedos para evitar micosis (hongos), usar zapatos adecuados para los diabéticos los cuales deben ser capaces de mantenerlos protegidos, medias de algodón sin elásticos que no disminuya la irrigación del pie, algo a tomar en cuenta es que debe ir a chequeos periódicos rutinarios anuales si no tiene algún factor de riesgo y cada tres meses mínimo si existiese alguno.

¿ES CIERTO QUE DESDE QUE AUN PACIENTE INICIA UN PROCESO DE AMPUTACIÓN CONTINUA ESA LÍNEA?

Los pacientes amputados son muy propensos a continuar con una segunda amputación porque padecen de daños micro vasculares irreversibles, es por esto que las zonas más distales al corazón presentan mayor riesgos de producir isquemias al disminuir la perfusión tisular, además que a causar enfermedad ateromatosa por daño en la capa íntima de las arterias es causante que se afecten los diferentes órganos y sistema vitales de nuestro cuerpo lo que hace imperativo y determinante frenar la enfermedad con un manejo multidisciplinario y adecuado.

Muchas de las complicaciones o grados más severos del pie diabético son consecuencias del desconocimiento que tiene la población en este sentido, como aquellos mitos que la sábila cicatriza, en que pueden colocarse productos mentolados en los pies, entrar los pies en agua caliente con sal, o colocarse hielo; debido a que producen quemaduras en su mayoría debido a que la sensibilidad del diabético está alterada secundario a la neuropatía ocasionada por la diabetes Mellitus. 

RECOMENDACIONES PARA CUIDARNOS DE NO CAER EN ESTE PADECIMIENTO:

Es recomendable ir donde expertos quiropodistas a realizarte el limado y corte de uñas o pedicure clínico como habitualmente se conoce para evitar una lesión secundaria a una mala práctica de este tipo.

Sin olvidar que la principal prevención es el control metabólico de la enfermedad mantener niveles de glucemia adecuados sostenidos en el tiempo, que esto se logra acudiendo periódicamente a su médico tratante y cumpliendo las recomendaciones alimenticias adecuadas.

Es recomendable ir donde expertos quiropodistas a realizarte el limado y corte de uñas o pedicure clínico como habitualmente se conoce para evitar una lesión secundaria a una mala práctica de este tipo.

Sin olvidar que la principal prevención es el control metabólico de la enfermedad mantener niveles de glucemia adecuados sostenidos en el tiempo, que esto se logra acudiendo periódicamente a su médico tratante y cumpliendo las recomendaciones alimenticias adecuadas.

Por tanto, recomendamos aquellas personas mayores de 40 años hacerse un control glucémico anual y más aún si existen antecedentes familiares, o antes de esta edad si padece algunos de los síntomas como pérdida de peso, mucha sed, poliuria, hambre constante, entre otros. Si ya está diagnosticado cómo diabético debe acudir a su médico cada tres meses al menos y a especialistas en pie diabético como chequeo rutinario según cómo indicamos más arriba.

LO QUE DEBE SABER:

Todo paciente diabético debe saber que debe revisar a diario sus pies ya sea por el mismo o un familiar para reconocer cualquier lesión temprana, debe secarse los pies y entre los dedos para evitar micosis (hongos), usar zapatos adecuados para los diabéticos los cuales deben ser capaces de mantenerlos protegidos, medias de algodón sin elásticos que no disminuya la irrigación del pie, algo a tomar en cuenta es que debe ir a chequeos periódicos rutinarios anuales si no tiene algún factor de riesgo y cada tres meses mínimo si existiese alguno.

Prevenir es la mejor forma de cuidar y mantener una buena salud de nuestros pies, se estima que en República Dominicana existe un 8% de la población padeciendo de diabetes que no está diagnosticada según la IDF y que tenemos sólo un 11% diagnosticados, cifras muy altas, llegando a diagnosticar la enfermedad en estadios muy avanzados acompañados de complicaciones y comorbilidades asociadas que encarecen y dificultan para el sistema de salud dar una respuesta terapéutica efectiva para esta condición de vida.

Lo que se busca con la prevención es control de la enfermedad, mejorar la calidad de vida y el pronóstico de vida de nuestros pacientes diabéticos, por ende, evitar las amputaciones porque está demostrado que luego de la primera amputación mayor el promedio para la segunda amputación es tres años y estos pacientes tienen un promedio de 5 años, pero esto va acompañado de una carga emocional y económica tanto personal y social porque carecemos de un sistema de salud que ayude a reinventarse a estos pacientes con apoyo con terapias de rehabilitación física y emocional.

Pero brindamos siempre la esperanza que existen un abanico amplio de alternativas y tratamientos que ofrecer al paciente y familiares antes de llegar a una amputación y si está fuera necesaria como última alternativa también existe una amalgama de posibilidades para ofrecerles para su reinserción social, es imprescindible que en todo momento el paciente cuente con su médico de cabecera para acompañarlo por este trayecto que es la diferencia del trato humanizado e individualizado que le ofrecemos a cada uno de nuestros pacientes.