Enfermera es destacada y es  ejemplo de entrega por décadas en su funciones 

Enfermera es destacada y es  ejemplo de entrega por décadas en su funciones 

SANTO DOMINGO, RD .-  “Ya le dije a mis hijos que el día que yo muera me entierren con el gorro y mi uniforme de enfermera”.

Así habla Maritza Altagracia (Tati) Hoggins Soriano, que por su vocación y entrega lleva más de cuatro décadas ejerciendo esa labor. La humilde servidora oriunda de Villa Juana, de joven era empleada doméstica hasta que un buen día una compañera la motivó a que se hiciera auxiliar en el Centro Nacional de Enfermería.

Al inicio, dijo no le gustaba tanto, por ser quisquillosa y le repugnaban procedimientos. Empero, tras iniciar como prácticante en 1975 en el Centro Médico Doctor Betances se fue encantando.

Desde 1981 ejerce en la Clínica Gómez Patiño, donde se convenció de su vocación. Hoy se goza haber visto levantarse allí figuras como el extinto expresidente Antonio Guzmán y Peña Gómez y más personalidades de ayer y hoy.