Aceites mágicos para una rutina del cuidado de la piel

Aceites mágicos para una rutina del cuidado de la piel

Los aceites para la piel son altamente eficaces para mantener la dermis hidratada, equilibrada y suave.

El uso de aceite para la piel ha ido tomando protagonismo en los últimos años y esto se debe a sus grandes beneficios. En la actualidad existen muchos tipos de aceite y a continuación te mostraremos cinco tipos de aceite que son los más usados y aclamados por las personas.

Artes de mencionarte los aceites, debes de tomar en cuenta que a pesar de tratarse de productos de origen natural, es necesario que acudas a un dermatólogo y le comentes sobre las ganas o interés de aplicar estos productos sobre tu piel. El especialista evaluará el tipo de dermis que tienes y según el resultado y los beneficios de cada aceite te recomendará si es o no adecuado para ti.

BENEFICIOS DE LOS ACEITES EN LA PIEL

Como lo mencionamos, son muchos los beneficios que existen para optar o incluir el uso de aceites en nuestra rutina diaria de cuidado de piel y no solo del cuerpo, sino también del rostro. El origen vegetal es una de los beneficios, ya que contiene la menor cantidad de productos químicos y así cuidas tu piel. Otra razón podría ser la fuerte cantidad de antioxidantes que contienen los aceites y esto evita el envejecimiento, el daño solar y la sequedad.

En algunos casos no solo nutren, sino que también limpian la piel, es decir, eliminan la suciedad y la grasa de los poros, haciéndolos parecer más pequeños y menos visibles. A ello se le suma que la propiedad de poder combate bacterias y hongos dañinos. También puede ser desinflama torio y aportar al cuerpo la vitamina A, C, D, E, flavonoides, polifenoles, ácidos grasos omega-3, entre otros beneficios.

Ahora que ya conocemos varios de los beneficios de los aceites, es momento de conocer cuáles son esos 5 aceites mágicos para una rutina del cuidado de la piel.

  1. Aceite de coco

El aceite de coco se absorbe fácilmente en la piel y se sabe que tiene muchos beneficios para la salud, incluidos los de las vitaminas E y K, así como sus propiedades antifúngicas y antibacterianas.

  1. Aceite de almendras

Está hecho de almendras crudas prensadas. El aceite de almendras está lleno de beneficios para la salud, como vitamina E, zinc, proteínas y potasio. Tiene una textura más ligera que el aceite de oliva y la manteca de karité, que a muchos les resulta atractivo usar en la cara.

  1. Aceite de jojoba

El aceite de jojoba se extrae de sus semillas y se usa con fines medicinales. Este aceite puede tener efectos antiinflamatorios y cicatrizantes, entre otros beneficios para la piel.

  1. Manteca de karité

Se deriva de las nueces del árbol de karité africano. La manteca de karité es una sustancia que se encuentra comúnmente en forma sólida, pero se derrite a la temperatura corporal y, a veces, se usa como humectante y producto para el cabello. La manteca de karité orgánica sin refinar también se puede combinar con aceite de oliva o aceite de coco para crear una textura más suave para la aplicación.

  1. Aceite de semilla de rosa mosqueta

Extraído de las semillas de los rosales silvestres, el aceite de semilla de rosa mosqueta se encuentra en productos para el cuidado de la piel del rostro que prometen beneficios hidratantes y antienvejecimiento.

Los ácidos grasos esenciales y los antioxidantes de este aceite, incluida la provitamina A, brindan una protección relativamente alta contra la inflamación y el daño oxidativo de la piel.