Afirman trastornos mentales triplican riesgo de accidente cardíaco

Afirman trastornos mentales triplican riesgo de accidente cardíaco

Las enfermedades cardiovasculares, incluidos el infarto de miocardio (IM) y el accidente cerebrovascular isquémico (IS), se encuentran entre las principales causas de muerte en todo el mundo; sin embargo, un reciente estudio ha concluido que las enfermedades cardiovasculares, se observaron con mayor frecuencia en pacientes con trastornos mentales en comparación con aquellos sin ningún trastorno.

Según el estudio publicado en la revista European Journal of Preventive Cardiology, las personas entre 20 y 39 años con trastornos mentales tienen una probabilidad hasta tres veces mayor de sufrir un infarto de miocardio o un ictus, que las que no los padecen.

Los resultados de esta investigación demostraron que los trastornos mentales en pacientes jóvenes tienen efectos nocivos sobre la incidencia de eventos de infarto de miocardio (IM) y accidente cerebrovascular isquémico (IS), a través del trastorno depresivo, el trastorno bipolar, esquizofrenia, insomnio, trastornos de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, trastorno de personalidad, trastorno somatomorfo, trastorno alimentario y trastorno por consumo de sustancias.

Se sabe que los pacientes con trastornos mentales tienen una esperanza de vida más corta en esquizofrenia, trastornos afectivos y otros trastornos mentales que la población general; sin embargo, el estudio verificó que alrededor del 70% de las muertes en personas con trastornos mentales se debieron a enfermedades físicas. Es importante destacar que, según los informes, las enfermedades cardiovasculares contribuyen a aproximadamente el 20% o más de los años de vida perdidos en pacientes con trastornos mentales.

Debido a estos resultados médicos sugieren se debe considerar la prevención y vigilancia de las enfermedades cardiovasculares entre estos pacientes jóvenes durante su vida.

El estudio incluyó a un número considerable de pacientes jóvenes de entre 20 y 39 años (13,1 %) fueron diagnosticados con trastornos mentales, y se observaron riesgos excesivos de IM e IS incidentes en pacientes con trastornos mentales que incluyen trastorno depresivo, trastorno bipolar, esquizofrenia, insomnio, trastorno de ansiedad, trastorno de estrés postraumático, trastorno de personalidad, trastorno somatomorfo, trastorno alimentario y trastorno por consumo de sustancias.

 En contraste con la sugerencia anterior de que los comportamientos de estilo de vida desfavorables y los perfiles cardiometabólicos deficientes podrían conducir a un mayor riesgo cardiovascular, los pacientes con trastornos mentales no mostraron comportamientos de estilo de vida desfavorables o peores perfiles metabólicos que sus contrapartes.  

Para cada trastorno mental, los pacientes jóvenes con trastornos mentales mostraron un mayor riesgo de infarto de miocardio con trastornos depresivos (HR 1,72, IC 95% 1,59–1,83), trastorno bipolar (HR 2,40, IC 95% 1,86–3,10), esquizofrenia (HR 2,61, 95 % IC 1,98–3,44), insomnio (HR 1,73, 95% IC 1,61–1,87), trastorno de ansiedad (HR 1,53, 95% IC 1,45–1,62), trastorno de estrés postraumático (HR 3,13, 95% IC 2,02–4,85) , trastorno de la personalidad (HR 2,29, IC 95 % 1,60–3,27), trastorno somatomorfo (HR 1,49, IC 95 % 1,39–1,60), trastorno alimentario (HR 1,97, IC 95 % 1,35–2,88) y trastorno por consumo de sustancias (HR 2,47 , IC 95% 2,13-2,87). 

También muestra la asociación entre IM, IS y trastornos mentales según el sexo y varios trastornos mentales aumentaron los riesgos relativos de infarto de miocardio más en mujeres que en hombres.Ver estudio aquí.