Alemania planea levantar la mayoría de las restricciones por el coronavirus en marzo

Alemania planea levantar la mayoría de las restricciones por el coronavirus en marzo

El gobierno contempla expandir los límites de las reuniones privadas y permitir los ingresos a restaurantes de personas no vacunadas, entre otras medidas.

Alemania contempla acabar con buena parte de las restricciones en marzo, según un documento previo a la reunión digital que tendrá el miércoles el canciller, Olaf Schoz, con los primeros ministros de los 16 estados federados y al que han tenido acceso medios alemanes.

“El canciller y los jefes y jefas de Gobierno coinciden en que las restricciones deben eliminarse de manera paulatina y responsable”, dice el documento que todavía puede sufrir modificaciones.

Los estados federados, de acuerdo al desarrollo regional de la pandemia, podrán tomar decisiones sobre levantamiento de restricciones en sus territorios.

En primer lugar se contempla aumentar a 20 el número máximo de personas vacunadas que pueden formar parte de reuniones privadas, actualmente en un límite de 10. Los menores de 14 años seguirán sin ser contados.

También se contempla levantar algunas restricciones para el comercio y la gastronomía.

Así, por ejemplo, a partir del 4 de marzo no solo los vacunados sino también personas con un test negativo reciente podrán tener acceso a los restaurantes, según el documento previo.

(Reuters)
(Reuters)
Para discotecas y grandes actos, sin embargo, deberá seguir vigente la regla de que solo personas con la pauta completa de la vacuna y la dosis de refuerzo o un test negativo reciente tengan acceso.

A partir del 20 de marzo se deberán mantener, según el plan, solo medidas puntuales como la obligación a usar mascarilla en el transporte público o espacios cerrados mientras que las restricciones más fuertes deberán ser levantadas, al menos provisionalmente.

Sin embargo, en el documento se señala que hay que crear la base legal para que se puedan reintroducir rápidamente restricciones para el caso de que la pandemia empeore después del 20 de marzo.

También podrían desaparecer las reglas que incitan a las empresas a favorecer lo más que se pueda el teletrabajo. Sin embargo, el documento precisa que los empleados podrán seguir teletrabajando bajo condiciones y en acuerdo con sus empleadores.

Por otra parte, en el documento hay una declaración a favor de introducir la vacuna obligatoria contra el coronavirus, lo que está en manos del parlamento.

Según las últimas cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología en las últimas 24 horas hubo 76.465 nuevos contagios confirmados de coronavirus y 42 personas murieron por causas relacionadas con la enfermedad.

La incidencia semanal se situó en 1.459,8 contagios por 100.000 habitantes.

Aunque la incidencia y las cifras de contagio siguen siendo altas en los últimos días se ha registrado una ligera tendencia a la baja y la tasa de hospitalización de no ha subido en la misma proporción que los contagios.

Eso último se atribuye a que la variante ómicron, aunque es más contagiosa, parece más benigna y a que la vacuna contribuye a evitar los casos graves.

Sin embargo, la cuota de vacunación sigue siendo insatisfactoria y el Gobierno no logró el objetivo de tener a finales de enero al 80 por ciento de la población al menos con la primera dosis.

Actualmente un 76,1 por ciento de la población ha recibido al menos la primera dosis de la vacuna, un 74,8 la pauta completa y un 55,4 por ciento también la dosis de refuerzo.

(Con información de EFE y AFP)