Alertan 2023 traerá numerosas incertidumbres y dificultades

Alertan 2023 traerá numerosas incertidumbres y dificultades

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus advirtió que aunque se tiene la esperanza de que en algún momento del 2023 la COVID-19 deje de ser  emergencia sanitaria mundial, aún así seguirán surgiendo dificultades. 

El Dr. Tedros advirtió que este virus no va a desaparecer. “Ha venido para quedarse, y todos los países tendrán que aprender a gestionarlo conjuntamente con otras enfermedades respiratorias”.

El director del organismo internacional advirtió que  “en 2023 seguiremos enfrentándonos a numerosas incertidumbres y dificultades”.

Durante su alocución de apertura en rueda de prensa el Dr. Tedros consideró probable que aumente la carga de la afección pos-COVID-19.

Destacó que una de las enseñanzas más importantes que deja la pandemia es que todos los países necesitan reforzar sus sistemas de salud pública para prepararse ante los brotes, las epidemias y las pandemias, prevenirlos, detectarlos y darles respuesta rápidamente.

“Otra de las enseñanzas clave de la pandemia es la necesidad de reforzar mucho más la cooperación y la colaboración, en lugar de hacer hincapié en la competencia y la confusión que han caracterizado la respuesta mundial a la COVID-19”, señaló.

Declaró que la OMS está respondiendo a 53 emergencias clasificadas, y en el año transcurrido ha dado respuesta a más de 200 brotes, entre ellos el brote mundial de viruela símica con más de 82 000 casos reportados en 110 países y 65 fallecimientos.

Argumentó que el 2022 terminará con algunas noticias alentadoras como son la disminución de  la COVID-19, la viruela símica y la enfermedad por el virus del Ébola. Sin embargo, informó que la OMS viene dando respuesta a muchas otras crisis.

El Dr. Tedros aclaró que aunque los brotes epidémicos, las guerras y otras emergencias humanitarias acaparan los titulares de prensa, la salud de la población mundial sigue estando amenazada por numerosas causas que no suelen aparecer frecuentemente en las noticias.

Entre estas mencionó el consumo de tabaco, las dietas malsanas que provocan un aumento de las tasas de obesidad, diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares, entre otras enfermedades y el estancamiento de los avances en la lucha contra la infección por el VIH, el paludismo y la tuberculosis.

“De cara a 2023, hay numerosos motivos para la esperanza y numerosos motivos de preocupación”. agregó.