ATENCIÓN: La mezcla de canela y miel puede servir para tratar artritis, resfriados o afecciones de la piel.

ATENCIÓN: La mezcla de canela y miel puede servir para tratar artritis, resfriados o afecciones de la piel.

En el antiguo Egipto y la Grecia clásica ya se beneficiaban de las propiedades caloríficas y curativas de las cortezas de la canela y realizaban con ellas pomadas y aceites. Se recomienda la suave canela de Ceilán que combinada con miel puede favorecer la evolución de determinadas alteraciones como:

• Artritis: los afectados deberían tomar diariamente por la mañana y por la noche un vaso de agua caliente con dos cucharaditas de miel y media cucharadita de canela en polvo disuelta.

• Resfriado: tomar una cucharada de miel y media cucharadita de canela durante 3 días.

• Infecciones de piel: se hace una pasta con miel ligeramente calentada y canela en polvo a partes iguales, y se aplica con un bastoncillo de oídos sobre la zona afectada. Esta mezcla cura en poco tiempo eccemas y líquenes.

•Sistema inmunitario: El uso diario de miel rica en vitamina C y canela recupera el sistema inmunitario y protege al cuerpo de ataques de virus y bacterias. Los investigadores también han descubierto que la miel ayuda a reforzar los glóbulos blancos inmunitarios de la sangre.