Beneficios y limitaciones de la cúrcuma para cuidar la piel

Beneficios y limitaciones de la cúrcuma para cuidar la piel

Son diversos los beneficios de la cúrcuma para cuidar la piel. Sin embargo, también se deben tomar precauciones con respecto a sus posibles efectos secundarios.
Beneficios y limitaciones de la cúrcuma para cuidar la piel

¿Sabías que es posible usar cúrcuma para cuidar la piel? Así es. Aunque tal vez estos usos no son tan mencionados o conocidos como sus otros beneficios.

En el marco del movimiento de belleza limpia, el turmérico, azufre o azafrán de la India, como también se le conoce, está ganando adeptos. Se lo incorpora en las rutinas diarias para combatir el acné, aclarar manchas y hasta depilar.

La raíz de esta planta contiene un compuesto llamado curcumina, de potentes efectos antioxidantes, antibacterianos y antiinflamatorios. Ello explicaría por qué es tan buena la cúrcuma para cuidar la piel.

¿Cómo usar cúrcuma para cuidar la piel?

Desde hace mucho tiempo, la raíz de la cúrcuma es apreciada, tanto desde el punto de vista culinario como por sus aportes a la nutrición y a la salud. Existen suplementos o preparados que ya vienen listos para consumir o usar. Pero también hay formulaciones que podemos hacer nosotros mismos, en recetas caseras.

Veamos cuáles son las diversas maneras de usar la cúrcuma para cuidar la piel:

  • Se puede consumir en tabletas o cápsulas (suplementos).
  • En la cocina se puede incluir en recetas.
  • Colocar la ralladura, el polvo o pequeñas tiras de la raíz de la cúrcuma directamente en la piel.
  • Aceite esencial de cúrcuma: se aplica de forma tópica.
  • Loción casera: colocando unas gotas del aceite esencial en nuestra crema humectante.
  • Mascarillas de cúrcuma: se elaboran con el extracto en polvo, añadiendo diversos ingredientes (aceite de coco, menta o miel).
  • Té de cúrcuma: se agregan 2 cucharaditas de cúrcuma molida en 3 o 4 tazas de agua hervida y se deja reposar.
  • Gel: con aloe vera, aceite de cúrcuma y de argán.
  • Pasta: se puede hacer con leche, sal marina y harina o solo con agua.

Beneficios de la cúrcuma para cuidar la piel

En líneas generales, se atribuyen a esta raíz propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antioxidantes. A continuación conoceremos cuáles son, de manera particular, los beneficios de la cúrcuma para cuidar la piel.

1. Tratamiento del acné

Su principal componente, la curcumina, se considera un antiséptico y antibacteriano. Debido a esto, puede disminuir la proliferación de las bacterias que causan el acné, además de promover la desinflamación de las partes afectadas.

Se considera que, combinadas con otros ingredientes (miel, vinagre de sidra de manzana, yogur, aloe vera, ácido láurico), las mascarillas de cúrcuma en polvo pueden disminuir las cicatrices del acné también.

Adolescente con acné que se tratará con cúrcuma.
Hay diferentes grados de acné. Los casos leves podrían beneficiarse de la cúrcuma.

2. Aclarar la piel

Se considera que la cúrcuma inhibe la producción de melanina, por lo que puede usarse en el tratamiento de la hiperpigmentación, para aclarar manchas.

3. Brillo y tersura

Otro de los beneficios que la cúrcuma puede brindar a la piel, en cuanto al tono se refiere, es hacer que se recupere el brillo. Incluso la tersura, ya que mejora la microcirculación.

4. Ojeras

En el mismo orden de ideas, aplicada con precaución, la cúrcuma reduce los círculos oscuros que se forman alrededor de los ojos debido al cansancio, el mal dormir o el estrés.

5. Daño solar

Gracias a sus virtudes antioxidantes, la cúrcuma puede neutralizar o reducir los efectos de la exposición al sol, la polución u otros agentes irritantes externos.

6. Huellas del envejecimiento

Además, promueve la producción de colágeno. De este modo, se desacelera la aparición de arrugas y se previene la flacidez como signos del envejecimiento prematuro.

7. Psoriasis y eccema

Como tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, la cúrcuma ayuda en el manejo de los síntomas de estas enfermedades de la piel, reduciendo y evitando la resequedad, el agrietamiento y el sangrado.

8. Vello no deseado

Se ha observado que la aplicación de una pasta de cúrcuma durante varias semanas puede retrasar o reducir el crecimiento del vello en las zonas no deseadas. Es especialmente útil en axilas o en el bozo de las mujeres.

9. Curar y desinfectar heridas

Además de que reduce la inflamación y calma la irritación, aplicándola en pasta sobre las heridas, la cúrcuma acelera la formación de tejido nuevo.

10. Ácaros y parásitos

Ya sea tomada en suplementos o aplicada de forma tópica, la cúrcuma ayuda a cuidar la piel de los efectos de parásitos y ácaros, eliminando incluso los que producen la sarna.

11. Otras afecciones

Se asegura que, debido a sus propiedades, la cúrcuma previene o reduce los efectos de diversas afecciones. En tal sentido, se le considera beneficiosa para tratar la resequedad, las estrías, la esclerodermia y el vitíligo.

¿Es efectiva la cúrcuma para cuidar la piel?

Si bien aún se necesita profundizar más sobre el tema, hasta ahora se han realizado algunas investigaciones que permiten avalar ciertas bondades de la cúrcuma para cuidar la piel:

  • En una revisión de 2011 se examinó la actividad parasiticida de la cúrcuma. Entre otras conclusiones, se afirma que la combinación de cúrcuma y extracto de neem (o nim) es efectiva para tratar la inflamación en la escabiosis.
  • En un estudio realizado con animales se encontró que los compuestos antioxidantes de la cúrcuma mejoraron los daños observados en la piel de las ratas.
  • Otro estudio aleatorizado, con la participación de 60 mujeres de edades comprendidas entre 18 y 23 años, determinó que el aceite de cúrcuma puede retrasar el crecimiento de vello axilar. En la misma investigación también se observó que el aceite de cúrcuma mejoró la iluminación de la piel de manera rápida y efectiva, lo que persistió 2 semanas después de que cesó el tratamiento.
  • En otro trabajo de laboratorio realizado con animales, se observó que el tratamiento con curcumina se asoció con una cicatrización más rápida de las heridas.
  • Por otra parte, un estudio de 2009 realizado en ratones demostró que el extracto de cúrcuma puede prevenir las arrugas y la pérdida de elasticidad en la piel.

A pesar de estos hallazgos, todavía se requiere más investigación, sobre todo si tomamos en cuenta que la mayoría de estos estudios se han realizado en condiciones controladas de laboratorio e incluso con animales.

Raíz de cúrcuma.
La raíz de cúrcuma es muy empleada para diversos aspectos sanitarios y dentro de las medicinas tradicionales.

Posibles efectos secundarios y precauciones

No todo es perfecto. Ni siquiera cuando se trata de un producto natural con tantas propiedades benéficas. Hay que consultar con el médico si se va a probar este tratamiento natural.

Lo ideal asegurarse de no ser alérgico al producto. Asimismo, las personas que están tomando suplementos de hierro o anticoagulantes, deben usar la cúrcuma con precaución.

Una de las consideraciones que más a menudo se hace con respecto a esta raíz es que puede manchar la piel. Por ello se recomienda no dejar demasiado tiempo las mascarillas en el rostro. Asimismo, es preferible mezclarla con leche y agua de hamamelis para lavar.

Es posible que algunas personas experimenten irritación, ardor o que se observe enrojecimiento después de retirar el producto. Ante cualquier reacción, lo recomendable es limpiar el área de inmediato y suspender el tratamiento.