Blanqueamiento dental LED: ventajas, desventajas y cuidados

Blanqueamiento dental LED: ventajas, desventajas y cuidados

 Cada vez más personas buscan tener una sonrisa radiante y atractiva. Te contamos sobre el blanqueamiento dental LED, una de las opciones más usadas para lograrlo.
Blanqueamiento dental LED: ventajas, desventajas y cuidados

Si buscas una sonrisa bonita y radiante como la de las celebridades, los tratamientos de blanqueamiento dental LED pueden ser una opción para ti. Con este procedimiento, las manchas en los dientes dejarán de ser un problema y conseguirás una dentadura impecable.

El paso del tiempo, el tabaco, los malos hábitos de higiene y el consumo de alimentos y bebidas de color oscurecen las piezas dentarias. Tener los dientes manchados puede ocasionar sentimientos de vergüenza, falta de autoestima y dificultades para relacionarse con los demás.

Por fortuna, existen varias alternativas que permiten lidiar con las pigmentaciones en los dientes y lograr una sonrisa más atractiva. Te contamos todo lo que debes saber sobre el blanqueamiento dental LED, una de las opciones que pueden mejorar el aspecto de la dentadura.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un procedimiento odontológico que busca reducir las tonalidades de las piezas dentarias para que luzcan una coloración más clara. Para esto, se utilizan agentes blanqueadores que se aplican sobre los dientes.

El peróxido de hidrógeno y el de carbamida, en distintas concentraciones, son los productos más utilizados. Estas sustancias, al entrar en contacto con las superficies dentarias, generan una oxidación química capaz de volver a los elementos más blancos, pero sin dañar ni modificar su estructura.

Este procedimiento, de manera ideal, debe ser realizado o supervisado por un odontólogo cualificado en un consultorio. El proceso a cargo de manos experimentadas disminuye el riesgo de complicaciones.

De todos modos, existen alternativas para que las personas puedan blanquearse los dientes en sus hogares. Estos métodos domésticos son más riesgosos para la salud oral y los resultados no son tan efectivos como los que se alcanzan con tratamientos profesionales.

¿Qué es un blanqueamiento dental LED?

El blanqueamiento dental con luz LED es uno de los tratamientos odontológicos cosméticos con más demanda en la actualidad. También es conocido como blanqueamiento por fotoactivación o con lámpara de luz fría.

En general, se lleva a cabo en la clínica dental y combina el uso de los agentes blanqueadores con una luz especial que activa el producto. La radiación fría de la lámpara LED acelera la liberación de las moléculas blanqueadoras que contienen los peróxidos.

El blanqueamiento dental LED es un tratamiento indoloro, rápido y muy eficaz. En general, suele realizarse en una sola sesión, aunque algunos casos requieren dividir el procedimiento en varias citas.

Este tipo de procedimiento está sustituyendo a los blanqueamientos dentales con lámparas láser. Si bien el método es similar, e incluso pueden confundirse, existe una gran diferencia entre ellos: la luz LED es fría, no desprende calor y tiene menor intensidad, lo que favorece la salud del diente.

Al ser menos fuerte y condensada, la luz LED permite cubrir amplias áreas de la dentadura. Esto ayuda a realizar el blanqueamiento en un mismo momento, sin dañar el esmalte.

Dientes blancos por blanqueamiento LED.
El color de los dientes es variable de persona a persona y por factores externos que inciden.

¿Cuáles son las fases del blanqueamiento dental LED?

Antes de realizar cualquier tipo de blanqueamiento, ya sea profesional o doméstico, es muy importante que el odontólogo realice un examen de la boca y trate cualquier patología activa. Para estos tratamientos, la boca debe tener un excelente estado de salud. De lo contrario, las sustancias que se usan para aclarar los dientes pueden causar problemas.

Una vez que el dentista haya valorado la salud bucal y realizado cualquier procedimiento necesario, será posible comenzar. Antes de aplicar cualquier producto en la boca se realiza una limpieza profesional. Con este paso se elimina el sarro, los acúmulos de placa bacteriana y algunas manchas superficiales.

El blanqueamiento con luz LED suele realizarse en una única visita. De todos modos, en los pacientes que experimentan sensibilidad dentaria, es preferible dividirlo en varias fases.

El día del blanqueamiento, el odontólogo coloca unos separadores en la boca del paciente y aísla sus labios y encías con un gel especial. Así, las mucosas quedan protegidas y se evita su contacto con el producto blanqueador, lo que podría irritarlas o quemarlas.

A continuación, el dentista aplica el agente sobre las superficies con una jeringa dispensadora. Se utiliza peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida.

Luego se coloca la lámpara de luz fría, que ilumina la boca del paciente. Se suele utilizar durante 30 o 45 minutos, divididos en 3 ciclos de 10 o 15 minutos cada uno. Tras cada uno de estos lapsos, se hace una pausa para retirar y limpiar el gel blanqueador y volver a hacer una nueva aplicación.

Cumplido el tiempo total, se eliminan y lavan los restos del producto blanqueador de los dientes y el aislamiento de las mucosas. Los resultados serán evidentes de inmediato.

Muchas veces, este tipo de tratamiento se complementa con otras técnicas, en las que el paciente se coloca un producto blanqueador con férulas especiales en su propia casa. De esta manera, los resultados suelen ser más efectivos y duraderos.

Productos de blanqueamiento dental con luz LED para usar en casa

Existen kits de blanqueamiento dental con luz LED que le permiten a las personas blanquear sus dientes en casa. Estos métodos caseros suelen contener agentes blanqueadores de menores concentraciones que los de uso profesional, por lo que los resultados no son tan notorios.

La presentación suele contener tiras blanqueadoras impregnadas con el agente o bandejas de plástico que se llenan con el producto en gel. Además, traen una luz LED a batería.

Los kits de blanqueamiento dental con LED para uso doméstico funcionan de la siguiente manera:

  1. Se lleva el producto blanqueador sobre los dientes. Las tiras blanqueadoras se pegan sobre los dientes o se inserta el gel blanqueador en las bandejas y se las lleva a la boca.
  2. Aplicación de la luz LED para activar el producto. En algunos kits, la luz se conecta a la boquilla de la bandeja, manteniéndola fija en su lugar. También se apaga de manera automática después de un tiempo de uso determinado.

Es importante seguir las instrucciones exactas del fabricante para evitar inconvenientes. De todos modos, como ya mencionamos, siempre es conveniente realizar este tipo de tratamiento con un odontólogo y bajo su supervisión.

Ventajas del blanqueamiento dental LED

El tratamiento de blanqueamiento LED tiene muchas ventajas en los resultados que logra y sobre la salud dentaria:

  • Es rápido: gracias a la amplia zona que abarca la luz LED, una sola sesión es suficiente para aclarar la tonalidad de toda la dentadura.
  • Es eficaz: los resultados del tratamiento son evidentes y notorios al finalizar la primera consulta.
  • No ocasiona molestias: las lámparas LED, al emitir una luz fría, no transmiten calor al diente. Esto reduce la sensibilidad dental y disminuye los daños en el esmalte.
  • Fomenta la higiene dental: al ver los resultados obtenidos, los pacientes suelen comprometerse con el cuidado de su dentadura para sostener el aspecto radiante de su sonrisa.

Desventajas del blanqueamiento dental LED

Aunque el blanqueamiento dental LED sea uno de los procedimientos más seguros y eficaces a la hora de aclarar los dientes, pueden presentarse algunas complicaciones asociadas. Una de ellas es la sensibilidad dentaria durante y después del tratamiento. En general, estas molestias son pasajeras y desaparecen al cabo de unas semanas.