Científicos advierten que la pandemia de covid-19 estaría “impulsada por eventos supercontagiadores”

Científicos advierten que la pandemia de covid-19 estaría “impulsada por eventos supercontagiadores”

Según varios investigadores, el enorme número de infectados en ciertos eventos se debe a que algunos individuos pueden potencialmente transmitir el virus con mucha más eficacia que otros.

Una parte considerable de los contagios de coronavirus podrían haberse producido en un número limitado de eventos públicos, informa The Washington Post.

Uno de estos eventos es el que tuvo lugar en East Lansing (Míchigan, EE.UU.), donde el número de contagios se elevó rápidamente de dos a 187 personas, 144 de las cuales se infectaron en el mismo restaurante. La funcionaria de salud local Linda Vail señaló que ese contagio multitudinario fue precedido por una negligencia en el distanciamiento social.

“Las mesas estaban separadas 1,8 metros, pero nadie estaba sentado. Actuaba un DJ, así que la gente gritaba y la pista de baile comenzó a llenarse”, explicó.

El brote de East Lansing es —al igual que el famoso caso de la Iglesia de Jesús Shincheonji, en Corea del Sur, y muchos otros— uno de los ‘eventos supercontagiadores’ que desempeñan un papel importante en la propagación del covid-19, opinan varios expertos. Uno de ellos, Donald Milton, de la Universidad de Maryland, cree que ese tipo de reuniones son “el talón de Aquiles” de la enfermedad.

“Si se pudieran detener estos eventos, se podría detener la pandemia. Aplastaríamos la curva”, asegura el investigador.

Propagación mediante efecto aerosol

La inmensa mayoría de los eventos supercontagiadores tienen lugar total o parcialmente en espacios cerrados. Eso —y la gran cantidad de personas que se contagian en el mismo lugar y al mismo tiempo— fortalece la convicción de algunos científicos de que el coronavirus se propaga no solo a través de gotas relativamente grandes de fluidos, como las que se trasmiten durante una conversación entre dos personas a poca distancia y sin mascarilla, sino también mediante partículas mucho menores y más numerosas que se esparcen como un aerosol.

“Cada vez está más claro que la pandemia está impulsada por eventos supercontagiadores y que la mejor explicación para muchos de esos eventos es la transmisión de aerosol”, cita The Washington Post a José Luis Jiménez, de la Universidad de Colorado en Boulder.

El papel de los supercontagiadores

Al mismo tiempo, es evidente que solo una pequeña fracción de reuniones multitudinarias acaba generando un brote. Esto puede significar que la capacidad de transmitir el SARS-CoV-2 varía fuertemente entre los individuos. Los datos corroboran esa suposición, ya que, mientras que algunos infectados no contagian a nadie, otros resultan enormemente peligrosos para los demás.

Las estimaciones varían. Según el análisis de un equipo de médicos británicos, un 80 % de los contagios fuera de China se deben a solo un 10 % de los portadores. Otro estudio sobre el brote en Hong Kong supone que un 20 % de los infectados fueron responsables de un 80 % de las transmisiones, un 10 % fue responsable del contagio a una o dos personas y el 70 % de los contagiados no infectaron a nadie. Resultados similares se observaron en varios otros países.