Coronavirus: la Unión Europea afirmó que la liberación de patentes de las vacunas no resolverá problemas en el corto y mediano plazo

Coronavirus: la Unión Europea afirmó que la liberación de patentes de las vacunas no resolverá problemas en el corto y mediano plazo

Aunque dividido, el bloque se mostró escéptico ante la iniciativa respaldada esta semana por Estados Unidos de un levantamiento temporal de los derechos de propiedad de las farmacéuticas que producen los inoculantes contra el COVID-19 y cargó en cambio contra los países que acaparan insumos y bloquean exportaciones.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, aseguró este viernes que liberar la patente de las vacunas contra el coronavirus no permitirá aumentar la producción de dosis “en el corto y mediano plazo”.

“Necesitamos vacunas ahora para todo el mundo y, en el corto y medio plazo, el levantamiento de las patentes no resolverá los problemas, no generará una sola dosis de vacuna en el corto y mediano plazo”, declaró la política en una rueda de prensa posterior a la conferencia de alto nivel sobre el Pilar Europeo de Derechos Sociales celebrada en Oporto.

Así, pese a considerar que la Unión Europea debería estar “abierta” a debatir la posibilidad de liberalizar las patentes, idea presentada por India y Sudáfrica y que ahora respald Estados Unidos, opinó que a la hora de mantener la discusión se debe tener una perspectiva de “360 grados”.

Desde el sorprendente anuncio del apoyo del gobierno de Estados Unidos a una suspensión temporaria de las patentes, gesto que recibió el apoyo entusiasta de la Organización Mundial de la Salud, la UE reaccionó con evidente escepticismo.

Alexander de Croo, primer ministro de Bélgica (país nudo de la industria farmacéutica, que representa el 70% de las exportaciones de vacunas de la UE), dijo que estaba “listo para discutir con la mente abierta”.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo en la jornada que estaba “abierto” a la idea, pero que era necesario considerar toda la cadena productiva de las complejas vacunas contra el COVID-19.

“Explicar” la propuesta

El viernes, especialistas de la Comisión Europea afirmaron que el principal obstáculo para la producción mundial de vacunas no era la protección de la propiedad intelectual, sino el acaparamiento de insumos por parte de un pequeño grupo de países.

Un funcionario de la UE dijo este viernes que las discusiones deberían continuar pero añadió que no se les dio “un solo ejemplo” en que la capacidad haya sido restringida por las patentes u otros derechos de propiedad intelectual.

Otro experto dijo que “levantar las patentes, por sí solo, no arreglará las cosas (…) No significa que se tenga acceso a la tecnología o al conocimiento”.

Por ello, “Estados Unidos debería explicar exactamente el contenido de su propuesta. No hemos visto nada más que una declaración muy general”, dijo el funcionario.

Para los líderes europeos, la clave de la solución al problema de la universalización de las vacunas está en evitar acaparar los insumos y en levantar los bloqueos a la exportación de inyectables.

Macron dijo que el debate “no debería ser primero sobre propiedad intelectual” sino sobre “la transferencia de tecnología y la movilización de capacidades productivas”.