Declive de Covid-19 da respiro a personal del Moscoso Puello

Declive de Covid-19 da respiro a personal del Moscoso Puello

Con una reducción de más de un 50% en la demanda de atención médica de pacientes con Covid-19, los médicos de la unidad destinada a esos pacientes en el hospital Francisco Moscoso Puello, están sintiendo una serie de respiro, en comparación con lo ocurrido tres semanas atrás.

Ayer,  las áreas de espera lucían con pocos familiares de pacientes, la llegada de ambulancias o pacientes por cuenta propia era mínima y en la unidad permanecían ingresados 15 pacientes, de los cuales cinco estaban en Cuidados Intensivos, ocho en camas de internamiento regular y dos en el área de emergencias.

Por eso, para la doctora Indhira Jiménez, coordinadora de la unidad de Covid-19 del hospital, considera como un respiro lo que se vive actualmente en el centro con relación a la alta demanda de atención que recibieron semanas atrás, cuando se registró un alto pico de contagios entre la población sobre todo causada por la variante ómicron.

Una atención humana
Mientras esperan en el área verde ubicada frente a la Unidad de Covid-19, familiares de pacientes ingresados comparten entre ellos sus experiencias al momento de ingresar a sus parientes y el alivio que sienten al ver el trato cercano que reciben de parte del personal que labora allí.

Pacientes conformes
Dicen hay informaciones oportunas, limpieza y organización, además  que se sienten muy conformes con el trato que reciben tanto los pacientes como los familiares que permanecen allí en espera de informaciones de sus parientes.

Madre opina
“Nos hablan con educación cualquier cosa que necesitan y uno se siente como respaldado”, expresó la madre de un paciente ingresado con Covid-19 y diabetes, que pidió reserva de su nombre.

Mientras Yesenia de la Cruz, quien tiene ingresada a su madre Cándida Martínez, dice que cuando la llevó al hospital se sentía muy angustiada porque pensaba que quizás no iba a recibir una buena atención, pero que para su tranquilidad, su experiencia ha sido todo lo contrario.

“Ese primer día, fue de mucha angustia para mí, pero mami me dijo, váyanse que estoy con Dios y yo soy fuerte, y hasta ahora todo va muy bien con ella y a los familiares nos mantienen informados de todo”, dijo De la Cruz, al hablar con periodistas de Listín Diario.