Demandan al Congreso actuar con premura para aprobar proyecto Ley General de Vacunas

Demandan al Congreso actuar con premura para aprobar proyecto Ley General de Vacunas

La República Dominicana es uno de los pocos países de América Latina que aún no cuenta con una Ley de Vacunas que brinde directrices técnicas, científicas y políticas para construir, fortalecer y actualizar el plan ampliado de inmunización contra enfermedades infecciosas.

A pocos días de terminar la actual legislatura del Congreso de la República Dominicana, la Sociedad Dominicana de Pediatría manifestó preocupación por la dilación que enfrenta el proyecto de Ley General de Vacunas en la Cámara de Diputados. 

De acuerdo a la presidenta de la entidad, doctora Luz Herrera el aplazamiento de la discusión sobre esta iniciativa implicará que el país siga enfrentando riesgos de avanzar en la construcción de políticas de inmunización, frente a enfermedades infecciosas, sin un marco normativo y científico apropiado.

Desde el año 2020, la discusión pública y académica sobre la importancia de contar con una Ley General de Vacunas se viene desarrollando en el Congreso de la República. No obstante, a pesar de los diferentes esfuerzos, en dos ocasiones la Cámara de Diputados de este cuerpo colegiado ha permitido que la iniciativa se estanque, dejando al país en una situación desfavorable en términos de disposición de lineamientos técnicos y científicos para construir un Plan Ampliado de Inmunización fuerte y capaz de responder a las necesidades en salud pública que enfrenta la República Dominicana.

“Para afrontar los retos en inmunoprevención es crucial que los países desarrollen e implementen marcos normativos que brinden directrices claras y aporten seguridad jurídica a los procesos de toma de decisión en salud pública. Esto claramente debe ir de la mano con acciones paralelas, como la conformación de un comité consultivo técnico y objetivo que brinde asesoramiento de alto nivel en la construcción y mejora del plan ampliado de inmunización. De ahí la importancia de nuestro llamado al Congreso de la República Dominicana para que actúe con premura en la discusión de esta iniciativa”, señaló la doctora Herrera.

La especialista enfatizó que contar con esta Ley General de Vacunas sentará las bases para que el país impulse una política de inmunización robusta para proteger la vida de millones de personas de todas las edades, reducir cargas al sistema de salud y otorgar capacidades para atender los retos actuales y futuros en salud pública.

En ese sentido, es importante recordar que las vacunas aumentan la esperanza de vida de los diferentes grupos poblaciones al disminuir la morbimortalidad de las enfermedades infecciosas que previenen, tales como la influenza, el meningococo, la poliomielitis o la tosferina, entre otras.

Agregó que, desde una perspectiva de costo-efectividad, la vacunación tiene un rol importante en la sostenibilidad de los sistemas de salud, al disminuir y optimizar el consumo de recursos en los sistemas sanitarios.  

Asimismo, las vacunas contribuyen al ahorro en los costos de atención sanitaria tras reducir la cantidad de visitas médicas, hospitalizaciones, pruebas diagnósticas y tratamiento, sin olvidar que en países de ingreso bajo y medio, como lo es República Dominicana, pueden generar un retorno de inversión anual de entre 12 y 18%, equivalente a un rango de entre 19.8 y 52.2 dólares por cada dólar invertido. 

La doctora Luz Herrera enfatizó en que estas cifras adquieren mayor relevancia en el marco de las recientes estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), según las cuales en América Latina el número de niños no vacunados o con esquemas de vacunación incompleta se duplicó en las últimas dos décadas, pasando de 1,1 millones en el año 2000 a más de 2,4 millones en 2021. 

Además, reportes de UNICEF estiman que entre 2015 y 2020 los esquemas de vacunación completa para enfermedades como tétanos y tosferina cayeron de 90 % a 76%, dejando en situación de vulnerabilidad a 1 de 4 niños en toda la región.

“Estos datos y contexto de las tasas de vacunación confirman la urgencia vital de contar con una normatividad general que permita desplegar políticas de inmunización robustas, acertadas y efectivas para asegurar la vida de las personas, proteger su bienestar e impulsar la sostenibilidad financiera del sistema de salud. A esto es a lo que potencialmente el Congreso de la República Dominicana, a través de la Cámara de Diputados, está diciéndole no con las dilaciones en la discusión del proyecto de Ley General de Vacunas”, puntualizó.

La especialista ofreció estas declaraciones en el marco de la celebración del congreso científico que se lleva a cabo del 20 al 23 de julio en Punta Cana.