Director del Robert Reid: “Aunque estamos en zona de seguridad, ha habido un aceleramiento del dengue”

Director del Robert Reid: “Aunque estamos en zona de seguridad, ha habido un aceleramiento del dengue”

Clemente Terrero hace un llamado a la prevención y pide eliminar criaderos

SANTO DOMINGO,RD.- Dice que la clave es orientación a la población, brigadas de epidemiólogos, vigilancia permanente y mejores servicios hospitalarios

El director del hospital infantil Robert Reid Cabral, Clemente Terrero, reconoció este miércoles que aunque el país continúa con casos de dengue dentro de los parámetros esperados y dentro de la zona de seguridad, “estamos viendo un aceleramiento de la enfermedad en las últimas semanas”.

En el día de ayer, el hospital mantenía a 12 niños bajo internamiento por dicha enfermedad. 

El epidemiólogo recordó que la lucha contra el dengue es “un trabajo de todos, del Gobierno y pero también de la comunidad, todos debemos enfocarnos”.

Terrero explicó que el paso del huracán Fiona “representa un mayor riesgo porque habrá más criaderos, y mientras más criaderos, más mosquitos; mientras más mosquitos, más dengue y mientras más dengue, más hospitalizaciones y más fallecimientos”.

“Enfermedades por vectores como el dengue, que ha venido en aumento, ahora esta situación (Fiona) puede contribuir con acelerar ese proceso a partir de dos semanas en adelante y la malaria que es otra enfermedad que hay que mantener bajo vigilancia”, agregó.

Salud Pública busca prevenir dengue y leptospirosis que suelen propagarse tras el paso de un huracán

Entiende que la clave para superar esta etapa es orientación a la población, brigadas de trabajo comandadas por epidemiólogos, monitoreo y vigilancia permanente para hacer intervenciones puntuales y que mejoren los servicios hospitalarios en esas localidades con suficientes sueros de hidratación oral e intravenosos para dengue y diarreas, y antibióticos contra la leptospirosis.

Llamado a la prevención

“Hay personas que se introducen en charcos con aguas contaminadas luego de fenómenos atmosféricos y están expuestos a desarrollar infecciones y diarreas, así como leptospitrosis porque las ratas se orinan en esas aguas y contaminan”, reiteró.

También pidió vigilar las infecciones y hongos en la piel por la humedad que prevalece.

«El hacinamiento es un agravante que contribuye con las enfermedades», añadió.