El covid-19 podría no desaparecer nunca, incluso con una vacuna, advierte el principal asesor científico del Gobierno británico

El covid-19 podría no desaparecer nunca, incluso con una vacuna, advierte el principal asesor científico del Gobierno británico

La advertencia Patrick Vallance llega cuando el Reino Unido se enfrenta a la segunda ola de contagios.

El principal asesor científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, compareció este lunes ante la Cámara de los Lores y aseguró que el covid-19 probablemente nunca desaparecerá definitivamente, incluso aunque haya una vacuna, y podría convertirse en una especie de gripe común.

Vallance sostiene que “es poco probable que terminemos con una vacuna verdaderamente esterilizante, es decir, la que prevenga la infección por completo, y puede ser que la enfermedad siga circulando y se haga endémica”, recoge Daily Mail. No obstante, enfatizó que, en comparación con la gripe, el nuevo coronavirus no muta de una forma tan rápida, lo que significaría que las personas podrían desarrollar inmunidad al virus a más largo plazo.

Al mismo tiempo, subrayó la importancia del proceso de vacunación: “La expansión de la vacunación reduciría las posibilidades de infección y la gravedad de la enfermedad, […] y esto llegaría a parecerse más a una gripe anual que a cualquier otra cosa”.

El asesor admitió que el mundo se encuentra en una situación excepcional e incluso el proceso del desarrollo de la vacuna contra el covid-19 es “extraordinario”. Según su opinión, la primera vacuna de uso generalizado se lanzaría al mercado la próxima primavera boreal. Lo excepcional del proceso es aún más palpable en comparación con la historia de las vacunas, cuando “el tiempo promedio que se tarda en hacer una vacuna desde cero es de unos 10 años y nunca se ha hecho antes en menos de 5 años, como mínimo”, recordó.

La advertencia del experto llega cuando el Reino Unido se enfrenta a la segunda ola de contagios. Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, en los últimos 7 días los nuevos casos positivos en el país han aumentado el 21%: desde 14.011 a 16.994. El número total de infecciones es de 744.122, mientras que 43.816 personas han fallecido a causa de la enfermedad.