El Marcelino Vélez por dentro

El Marcelino Vélez por dentro

JHENERY RAMÍREZ
Santo Domingo, RD.-Desde hace varios días ha es­tado circulando en las redes sociales y en el “boca a boca” de barrios de Herrera, como Buenos Aires, la versión de que el Hospital Marcelino Vélez Santana está repleto de pacientes con Covid-19, y que su emergencia ha co­lapsado.

Listín Diario llegó hasta al hospital, justo al área don­de están ingresados los pa­cientes que padecen el virus, comprobando que la ma­yoría de camas de este cen­tro están ocupadas solo por personas afectadas de coro­navirus, pero en el caso de su sala de emergencia, esta no ha colapsado, como tam­poco las habitaciones del se­gundo nivel, como se ha es­peculado.

Al llegar a la emergencia del hospital ayer viernes, a las 12:00 del mediodía, so­lo había dos personas espe­rando por resultados de sus pruebas de Covid-19. Tenían síntomas y estaban sentados en esta sala. La emergencia pediátrica está cerrada y na­die puede acceder allí. El fo­tógrafo de este medio entró para tomar imágenes, com­probando que el área estaba totalmente desalojada.

Un médico, de quien so­lo se pudo conocer su ape­llido, Sandoval, encargado de turno a esa hora, desmin­tió que haya falta de medi­camentos en el centro para atender a estos enfermos.

Los pasillos de las salas de cuidados intensivos estaban vacíos. había silencio en el pri­mer piso. Allí están ubicados los pacientes que han presen­tado graves síntomas respira­torios.

En esa Unidad de Cuida­dos Intensivos había ancia­nos, muchos de ellos diabéti­cos y hipertensos. Afuera de esta área hay un letrero que avisa que este lugar es exclu­sivo para pacientes con Co­vid-19. Están recién coloca­dos allí, resaltando la frase “Aislamiento respiratorio”.

Y El doctor Sandoval ad­mite algo estaba a simple vis­ta: “es cierto que la mayoría de camas, en comparación al inicio de la pandemia, están ocupadas, pero no es que he­mos colapsado. A todo el que llega se le atiende en el debi­do momento y como lo re­quiere”.

En ese momento llegó una ambulancia con un ciuda­dano ingresado en el segun­do nivel. Lo habían regresa­do desde otro centro médico donde le realizaban estudios que no hacen en el Marcelino. Dos enfermeros arrastraron su camilla por el pasillo.

El doctor Sandoval relata que cuando un paciente lle­ga con síntomas se les toma la presión, sus signos vitales, se evalúa cómo está respirando y se le manda a hacer la prue­ba PCR. Él aclara que cuando hay muchos enfermos en es­pera en la sala de emergencia, han tenido que colocarlos en sillas y no en camillas porque estas ya están ocupadas por otras personas en condición más grave y que esperan los resultados del test para ser in­gresados.

Cuando está confirmado que una persona es positiva a la Covid-19 es ingresada in­mediatamente en una habi­tación o en las Unidades de Cuidados Intensivos y si no presenta síntomas graves es enviada a aislamiento domi­ciliario.

“No podemos pasarlo a las áreas donde hay enfermos si no hemos comprobado que ya tienen el virus; tampoco podemos dejar en aislamien­to en el hospital a personas que son asintomáticas por­que su carga viral será mayor cuando esté cerca de otros infectados que sí están muy mal”, dice el doctor. A eso es que el atribuye los rumores de que hay enfermos de Co­vid-19 hasta en los pasillos del Marcelino. “No podemos tapar el sol con un dedo. Sí hay más camas ocupadas que antes, pero no hemos colap­sado. ¿Tú estás viendo gente en los pasillos? ¿Estás viendo la emergencia llena?”, insis­te Sandoval.

¿Cómo están los enfermos de Covid en el Mar­celino? En el primer nivel, di­vididos por un pasillo de la sala de emergencia, están los pacientes con complicaciones respiratorias. Cada uno es­taba en su camilla. No había pacientes en sillas, aunque todas las camillas se veían ocupadas. Entre una cama y otra hay un distanciamien­to. El área está limpia y aquí no se ve el deterioro por fil­traciones que tiene el hospi­tal en otras áreas. Mientras el fotógrafo de Listín captura­ba las imágenes, con precau­ción, una enfermera arras­traba un tanque de oxígeno con una calma total, sin cau­sar alarma entre los pacien­tes. Los doctores también mantenían una postura de tranquilidad, seguros de lo que hacen, y más confiados, porque ya conocen mejor el comportamiento del virus.

En el segundo nivel, al que Listín Diario tuvo acce­so, las puertas de las habita­ciones estaban abiertas.

Consultas.
El Hospital Marcelino Vélez Santana no está recibiendo pacientes pa­ra otras especialidades porque aquí se está dan­do prioridad a los pa­cientes con Coviod-19.

Confirmados.
Hasta este viernes, el número de infectados por la enfermedad en el país ascendió a 25,068 positivos, tras confir­marse 423 nuevos ca­sos.