El país registra tres muertes y 178 contagios en el personal de salud

El país registra tres muertes y 178 contagios en el personal de salud

DORIS PANTALEÓN

Santo Domingo, RD.-En los tres meses y una se­mana que tiene circulando en el país el Covid-19, su transmisión se ha expandi­do en todo el territorio na­cional y en todas las clases sociales con registros has­ta ayer de 18,708 personas con diagnóstico confirma­do y 525 muertes acumu­ladas.

Mientras que por lo me­ nos tres fallecimientos y 178 contagios se han registrado entre el personal de salud del país.

Aunque al inicio la pre­sencia del virus estuvo en sectores de clase social con mayores ingresos econó­micos, sobre todo vincula­das a viajes al extranjero y a tours en cruceros, su cir­culación comunitaria en la actualidad abarca a las dis­tintas clases sociales en to­do el país.

Así lo explicó ayer el ministro de Salud Públi­ca, Rafael Sánchez Cárde­nas, durante su rueda de prensa virtual de actuali­zación del comportamien­to de la enfermedad, mien­tras llamaba la atención de la población sobre los con­glomerados que se están observando en sepelios y otras actividades.

Recordó que cortar y controlar la transmisión del virus depende de la respon­sabilidad de cada ciudada­no y señaló que durante más de dos meses ha esta­do reiterando la recomen­dación del distanciamiento físico, lo cual dijo, ya “es un disco rayado”. Dijo que ese llamado al distanciamien­to es una letanía que ha es­tado repitiendo no sólo en esa rueda de prensa sino en los diferentes medios de co­municación, “el llamado de que la gran responsabilidad está en nosotros mismos”.

Cinco nuevas muertes
El sistema de vigilancia del Covid-19 registró ayer 389 nuevos casos de la enferme­dad y cinco nuevas defun­ciones para un acumulado de 18,708 casos confirma­dos y 525 muertes.

Las nuevas muertes se produjeron en el Gran Santo Domingo, tres el Distrito Na­cional y dos en la provincia de Santo Domingo.

De acuerdo al boletín es­pecial epidemiológico nú­mero 78 emitido ayer por la Dirección Nacional de Epi­demiología, dado a conocer por el ministro de Salud Pú­blica, en la actualidad 6,447 pacientes se mantienen con el virus activo de los cua­les 2,120 se encuentran en aislamiento hospitalario y 4,327 en aislamiento domi­ciliario.

Mientras, sigue incremen­tándose el número de pa­cientes que han superado la enfermedad alcanzando los 11,736. El total de mues­tras de laboratorio proce­sadas es de 90,141, de las cuales 2,085 se procesaron en las últimas 24 horas. Co­mo indicadores relevantes que muestran una tenden­cia hacia la baja en el com­portamiento de la enferme­dad, el informe registra que la tasa de letalidad es de 2.81 por ciento y la de posi­tividad de 17.90 por ciento. De los hospitalizados moni­toreados por el Ministerio de Salud Pública, 100 pacientes se encuentran ingresados en unidades de cuidados inten­sivos.

La mediana de edad de los casos positivos es de 40 años y de mortalidad de 64 años.

El ministro de Salud informó que tres miembros del per­sonal de salud han fallecido por coronavirus, mientras que 178 han resultado afec­tados. Detalló que el 65% de los infestados (116) corres­ponden a las mujeres. Mien­tras que la tasa de letalidad representa un 1.68%.

Túneles Sanitizantes
Aunque en el país se han ins­talado túneles sanitizantes en diferentes lugares y esta­blecimientos de comercio, el ministro de Salud Pública reiteró ayer que los mismos no fueron autorizados por esa institución, que tampoco recomienda su uso.

Ante la pregunta hecha sobre la advertencia que ha­ce la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que los túneles sanitizantes son dañinos a la salud, el funcio­nario señaló que en varias ocasiones ha dicho que el Ministerio de Salud Pública no los recomienda.

Dijo que el Ministerio de Salud lo que recomienda es el uso de una plataforma con antiséptico colocada a la entrada para que pueda ser pisada por las personas al momento de ingresar al es­tablecimiento.

DESPROPÓSITO
El doctor Sánchez Cárdenas recordó que abrir la economía es una necesidad para el país, pero que debe darse en las mejores condiciones sanitarias posibles, lo cual sólo será posible si la gente asume una responsabilidad. Entiende que ver peleas de gallo en un entierro, como ocurrió recientemente en Gurabo, Santiago, es un despropósito.