El sincitial, virus respiratorio común que afecta a los niños y causa bronquiolitis

El sincitial, virus respiratorio común que afecta a los niños y causa bronquiolitis

El 100 % de los niños, antes de los dos años, se infecta en algún momento con el virus sincitial

SANTO DOMINGO,RD.- El neumólogo pediatra Luis Alam Lora, presidente del comité científico de la Sociedad Dominicana de Pediatría, aseguró que las infecciones respiratorias virales son las principales causas de visitas por enfermedad y hospitalización durante los primeros años de vida de los infantes.

“El 100 % de los niños a la edad de dos años ha estado en contacto con el virus sincitial respiratorio que es el virus más frecuentemente encontrado, ocasionando en ellos una infección respiratoria”, enfatizó el especialista durante un encuentro de actualización organizado por la Sociedad, con el objetivo de profundizar sobre el abordaje y tratamiento médico en lactantes.

Los niños pequeños usualmente muestran una gran variabilidad en las manifestaciones clínicas durante una infección respiratoria viral. Algunos de sus signos suelen ser percibidos como “un resfriado común”, pudiendo llegar a presentar dificultad respiratoria (sibilancias).

La bronquiolitis es una infección pulmonar común en niños pequeños y bebés, que causa inflamación y congestión en las pequeñas vías respiratorias (bronquiolos) del pulmón, casi siempre causada por un virus, siendo el sincitial el principal generador de la enfermedad.

“La bronquiolitis es un término muy utilizado para agrupar a todos los lactantes con el primer episodio de infección respiratoria viral grave. Sin embargo, este término engloba un conjunto de diferentes procesos clínicos y biológicos”, explicó el experto.

El virus sincitial causó 100 mil muertes en niños menores de 5 años en 2019

Alam Lora destacó que en República Dominicana para la identificación de este virus se toman en cuenta diversas variables como la ya citada dificultad respiratoria, así como las sibilancias y crepitantes (sonidos anormales que se encuentran cuando se auscultan los ruidos pulmonares a través del tórax y suelen deberse a la aparición de secreciones dentro de la luz de los bronquiolos o alvéolos).

Cada año, en Estados Unidos, el virus respiratorio sincitial afecta al 70 % de toda la población infantil, llevando, en promedio, a 58 mil hospitalizaciones y ocasionando entre 100 y 500 muertes entre niños menores de los cinco años. Además, es la causa más común de infecciones del tracto respiratorio inferior en lactantes y niños en todo el mundo.

Otros informes señalan que el 16 % de niños menores de un año con este virus son más propensos a ser hospitalizados, incluso más que al ser afectados por el virus de la influenza.

Factores de riesgo

Expandir imagen

Infografía

El doctor Alam Lora durante su ponencia. 

Aunque la bronquiolitis puede afectar a cualquier infante en su primera etapa de vida, hay algunos que tienen mayor predisposición a sus afecciones como son: los niños prematuros, los de bajo peso, los que no reciben lactancia materna, infantes con cardiopatías congénitas o alguna enfermedad crónica respiratorias previa, la contaminación ambiental, el déficit inmunológico, entre otras condiciones.

¿Cuándo evaluar al niño?

El pediatra neumólogo reiteró que es importante tener pendiente que, durante un resfriado, pueden aparecer alrededor del tercer día elementos que evidencien dificultad respiratoria y eso va a ameritar la evaluación del niño para ver si existen signos de severidad.

Para tratarlo, no existe un tratamiento curativo, sino medidas generales que ayudan a contrarrestar y pasar el ciclo viral.

Signos y síntomas para buscar atención médica inmediata

  • Sonidos de sibilancias audibles
  • Respiración muy rápida (más de 60 respiraciones por minuto) y superficial
  • Respiración dificultosa: las costillas parecen succionar hacia adentro cuando el bebé inhala
  • Aspecto lento o letárgico
  • Negarse a beber lo suficiente, o respirar demasiado rápido al comer o beber
  • La piel se vuelve azul, especialmente los labios y las uñas (cianosis)