Enfermedades no pudieron diezmar el país durante 2022; pero siguen siendo una amenaza

Enfermedades no pudieron diezmar el país durante 2022; pero siguen siendo una amenaza

SANTO DOMINGO, RD.- La salud del país sigue bajo ataque. Apariciones de enfermedades y nuevas variantes de la Covid-19, el resurgimiento del cólera, la influenza y la llamada Viruela del Mono lograron que la ciencia y la medicina no descansaran durante este 2022.

A pesar de la pululación de estas enfermedades que han diezmado a otros países; República Dominicana parece haber manejado bien la situación.

No obstante, las amenazas continúan latentes, esperando el mínimo descuido de las autoridades para manifestarse y arrodillar a la población desde sus entrañas. Permear los centros de salud y hospitales, y hacer sucumbir las capacidades de resistencia que posee el Estado dominicano.

A continuación presentaremos un resumen de las enfermedades a las que el gobierno dominicano ha tenido que hacer frente:

El cólera

En octubre de este año, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, tuvo la desafortunada responsabilidad de anunciar el primer caso de cólera este año, una enfermedad que se creía controlada desde 2019.

Aquel caso fue detectado en la provincia de La Altagracia, cuyo origen era de una haitiana que había cruzado la frontera de manera ilegal.

Sin embargo, las autoridades han hecho esfuerzos en contener la enfermedad, por lo que hasta diciembre solo se han detectado cuatro casos.

Haití sufrió una epidemia de cólera meses después de producirse el terremoto de 2010, enfermedad importada por los cascos azules de Nepal que formaron parte de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah).

El cólera infectó a 520.000 personas y provocó la muerte de al menos 7.000, y las víctimas de la epidemia, abandonadas por las autoridades, siguen exigiendo justicia y reparación a las Naciones Unidas.

Sin embargo, esta enfermedad ha resurgido nuevamente.

Variantes de la Covid-19

El Ómicron o «Perro del Infierno», es una de las subvariante de la Covid-19 que imperó durante este año.

Y es que, a pesar de las nuevas variantes que circulan en el país, los contagios son menos peligrosos. 

Aún así se han producido aumentos en el número de casos, siendo el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional donde se ha registrado el mayor incremento.

Lideran dichos casos las sub variantes XBB 1 y la bq 1, que predominan en el Distrito Nacional.

La influenza

Una de las afecciones respiratorias que más afectaron a la población fue la influenza estacional, la cual tuvo más incidencia en los niños, quienes tuvieron que verse obligados a faltar a clases para evitar brotes de contagios en las escuelas.

El doctor Clemente Terrero, director del hospital infantil Robert Reid Cabral, ha dicho que los menores generalmente llegan al centro asistencial con fiebre, malestar general, tos, secreción, decaimiento, falta de apetito y enrojecimiento de los ojos.

No obstante, señala que en algunas ocasiones suelen sufrir otras manifestaciones clínicas como vómitos y diarrea.

La viruela del mono

En julio de este año, las autoridades confimaron el primer caso de viruela del mono en el país. Sin embargo, a finales de octubre de 2022, los casos sumaban un total de 35, sin que el Ministerio de Salud Públia haya actualizado las cifras hasta este momento.

En los seres humanos, los síntomas de la viruela del simio son similares a los síntomas de la viruela, aunque algo más leves. Comienzan con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos y agotamiento.

La principal diferencia entre los síntomas de la viruela humana y la viruela del simio es que la segunda hace que los ganglios linfáticos se inflamen (linfadenopatía), mientras que la primera no.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica la viruela del mono o monkeypox como una enfermedad viral zoonótica (de animales a humanos).

Se trata de un Orthopoxvirus con síntomas similares a los observados en el pasado en pacientes con viruela, aunque clínicamente es menos grave que ésta. De hecho, la Agencia Británica de Seguridad Sanitaria (UKHSA por sus siglas en inglés), ha explicado que el virus no se contagia «fácilmente» entre personas por lo que el riesgo para la población es «bajo».