Errores en la medicación causan pérdidas anuales de US$42 mil millones

Errores en la medicación causan pérdidas anuales de US$42 mil millones

En EEUU, donde mantienen estadísticas rigurosas, se calcula que estos errores están entre la cuarta y quinta causa de muertes evitables

Se pide no cambiar las recetas por genéricos y respetar las indicaciones del médico

Alrededor del mundo, los errores en la medicación de un paciente representan un gasto anual estimado de 42 mil millones de dólares; por ello, es necesario implementar políticas sanitarias que den prioridad a garantizar el acceso a la salud de los ciudadanos sin descuidar la seguridad. 

En ocasión de que el pasado 17 de septiembre se conmemoró el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, Diario Libre conversó con Gilberto Castañeda, doctor en Aplicaciones Farmacéuticas por la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica y biólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana de México, quien explicó que “diversos factores humanos como la fatiga, condiciones ambientales, desconocimiento, y la escasez de personal en la cadena de suministro, pueden incidir en que los errores a la hora de medicar a una persona sean frecuentes”.

El galeno indicó que “desafortunadamente sí y de hecho es preocupante”, la gran cantidad de errores que se comenten cada día con la medicación.

En Estados Unidos, donde mantienen estadísticas rigurosas, se calcula que estos errores están entre la cuarta y quinta causa de muertes evitables.

Castañeda describió que los errores se dan en dos vertientes: en el hospital, que se pueden controlar por acciones de seguridad en el paciente, como por ejemplo ponerle brazalete con su nombre a cada ingresado para verificar el nombre antes de darle los medicamentos a cada paciente.

El otro aspecto son los errores ambulatorios, esos que comete el paciente en su hogar, como sustituir la receta por medicamentos genéricos, que si son más baratos en precio, no siempre compensan la calidad.

Medicamentos para enfermedades cardiovasculares, entre los de mayor demanda en las Farmacias del Pueblo

El peligro está, por ejemplo en medicamentos hormonales, como levotiroxina para tratamientos de tiroides, que al hacer las conversiones a medicamentos genéricos se pierde la dosis exacta que el paciente necesita porque no siempre los gramos están estandarizados. También se presenta en casos de antibióticos, tratamientos para epilepsia o trasplantes.

 “El paciente va a tener un problema de calidad de vida”, advierte el especialista.

Ante la duda, el doctor pide siempre consultar al médico. Igual los pacientes que deben hacer un largo viaje.

Castañeda citó el caso de un paciente diabético que vaya a emprender un viaje a de unas ocho Europa. En lugar de obviar la dosis de insulina, ver de qué forma el doctor le recomienda disminuir la dosis pero más seguida, y así no durar tantas horas sin medicarse, porque el resultado podría ser fatal si no recibe sus medicinas a tiempo.

Otra de las cosas, que aunque parezcan lógicas, dice que los pacientes se apenan de preguntar las horas exactas de las dosis, si es antes o después de haber ingerido alimentos, no le comentan al doctor si están tomando en conjunto otras sustancias, incluso si abusan del alcohol u otras sustancias prohibidas.

El galeno recordó que el medicamento que le funciona a un vecino o a un familiar no tiene que coincidir con la prescripción propia, porque solo la analítica va a determinar qué tiene ese paciente y cuál medicamente requiere para su tratamiento.        

“Hay que respetar qué medicamento es, qué marca es, qué dosis es”, enfatizó.

Instrucciones básicas de seguridad del paciente 

  • No me automedico 
  • Sigo las instrucciones de la receta
  • Reviso el nombre y los gramos del medicamento
  • Me lavo las manos antes de manipular los medicamentos
  • Respeto los horarios de cada toma
  • No supero la dosis indicada
  • No permito que el farmacéutico me sustituya la receta

Medicación sin daño

El especialista hace un llamado para que los pacientes mantengan una línea de comunicación clara y abierta con los médicos, aclarando todas sus inquietudes para no quedarse con preguntas sin responder.

Merck, compañía líder en ciencia y tecnología, pone especial énfasis en la  farmacovigilancia, una rama importante en el monitoreo de la calidad y efecto de los medicamentos, y se une al objetivo de la OMS a través de su campaña “Medicación sin daño” que busca reducir en un 50 por ciento los daños graves que puedan ocasionar las prácticas de medicación poco seguras y los errores de medicación durante los próximos 5 años.