España administrará una dosis de refuerzo con las fórmulas de Pfizer o Moderna a los vacunados con Johnson&Johnson

España administrará una dosis de refuerzo con las fórmulas de Pfizer o Moderna a los vacunados con Johnson&Johnson

España administrará una inyección de refuerzo de las vacunas contra el coronavirus fabricadas por Pfizer o Moderna a las personas que recibieron la fórmula de una sola dosis de Johnson&Johnson, informó este martes el Ministerio de Sanidad.

A partir del 15 de noviembre, alrededor de 2 millones de personas en el país que se inocularon con la vacuna de J&J recibirán una inyección de refuerzo, tres meses después de su primera inoculación, indicó el Ministerio a través de un comunicado.

Con un 88,5% de su población totalmente inmunizada, España tiene una de las tasas más altas de inoculación contra el COVID-19 en Europa. A principios de este mes, el Gobierno comenzó a distribuir las terceras dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna a los mayores de 70 años.

La incidencia del virus medida en los 14 días anteriores aumentó el lunes hasta 46,4 casos por cada 100.000 personas, pero sigue estando por debajo del umbral de 50 casos que el Gobierno considera de bajo riesgo.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dio este lunes su visto bueno a una dosis de refuerzo en la población adulta general con la vacuna de la COVID-19 de Moderna entre seis y ocho meses después de la segunda inyección.

El regulador europeo revisó datos presentados por la farmacéutica estadounidense que muestran que una tercera dosis de este preparado, seis a ocho meses después de la segunda, “provocó un aumento en los niveles de anticuerpos en adultos” en quienes habían disminuido con el paso del tiempo.

En concreto, la agencia comunitaria afirmó que “se puede considerar” esa tercera inyección de Moderna, que es la mitad de la utilizada para la vacunación primaria de dos dosis.

Los efectos secundarios con la dosis de refuerzo son similares a los provocados por la segunda, mientras que “el riesgo de enfermedades cardíacas inflamatorias” y otros efectos adversos “se están controlando cuidadosamente”, asegura la EMA.

La agencia hizo pública esta opinión para que los organismos de salud pública puedan emitir recomendaciones oficiales sobre el uso de una dosis de refuerzo con Moderna, lo que tendrá en cuenta varios factores, como la situación epidemiológica local.

Esta es la segunda vez este mes que la EMA respalda la seguridad y la eficacia de una dosis de refuerzo con las vacunas de ARNm, puesto que a principios de octubre dio su visto bueno a una tercera dosis con Pfizer al menos seis meses después de la segunda en adultos mayores de 18 años.

La dosis de refuerzo en la población general es diferente a la dosis adicional para las personas con un sistema inmunológico muy debilitado.

En este segundo caso, la EMA ya recomendó administrar una dosis adicional tanto con Pfizer como con Moderna al menos 28 días después de la segunda inyección.

Las decisiones relativas a la campaña de vacunación en la Unión Europea (UE) siguen siendo prerrogativa de cada país.

La farmacéutica Moderna, por su parte, anunció el lunes que su vacuna ha arrojado resultados prometedores para los niños del rango de los 6 a los 12 años, al demostrar una “respuesta robusta de neutralización de anticuerpos”.

En un comunicado, la empresa señaló que su vacuna de 50 microgramos y de doble dosis, llamada “KidCOVE”, fue administrada a 4.753 participantes en los ensayos químicos, que en su mayoría reaccionaron positivamente, con efectos secundarios leves como fatiga, dolor de cabeza o dolor en el sitio del pinchazo.

Todos los participantes van a tener seguimiento de su estado por parte de Moderna durante 12 meses desde el segundo pinchazo para controlar su nivel de protección y seguridad, lo que podría suponer cambios en los datos recogidos hasta ahora.

La compañía presentará estos resultados a la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, agencia reguladora) y a la Agencia Europea del Medicamento para su eventual aprobación, mientras se abre paso a nivel mundial la idea de vacunar a los niños.

(Con información de Reuters y EFE)