Esther Manzanillo sobre la Gigantomastia: «La situación que vivía con mis senos era frustrante»

Esther Manzanillo sobre la Gigantomastia: «La situación que vivía con mis senos era frustrante»

«Me duele mucho la espalda”,  “Siento un gran peso en el cuello», «Ya no encuentro la talla adecuada», son algunas de las frases más utilizadas por las mujeres que sufren un aumento desproporcionado de las mamas (Gigantomastia).

 Esta alteración es conocida como la  Gigantomastia y es una condición muy común en todos las edades y afecta tanto a hombre como a mujeres.

Tal es el caso de Esther Manzanillo, una joven que padeció muchísimo tiempo esta condición pero gracias a una fundación que se encarga de la reducción de mamas, se operó  y hoy su vida ha cambiado significativamente.

“La situación que vivía con mis senos era frustrante. Cada día crecían más y era imposible encontrar las tallas adecuadas para mi» narra la joven al recordar lo que vivió.

Pero para  Manzanillo el problema no era solo “encontrar las tallas perfectas de los brasieres», sino también su salud emocional  y física.

Los tiros de los brasieres se incrustaban en su piel y su espalda soportaban un peso aproximado de 20 libras , 10 en ambas mamas.

“Para mi era muy difícil, ser una persona joven, y no poder disfrutar de ciertas cosas porque el peso que cargaba sobre mis espaldas era insoportable y me cohibía de hacer actividades físicas, ponerme ropa de mi talla. Para mi, tener que comprar prensas con dos size por encima de mi talla porque mis senos no me permitían , era algo que en ocasiones me había hasta llorar de impotencia” manifiesta.

Llena de nostalgia cuenta que el 30 de octubre fue uno de los momentos más importantes de su vida, gracias a la fundación del doctor Orlando Vargas Almonte, quienes acudieron a su llamado de auxilio y tras agotar los requisitos necesarios en una jornada de reducción de mamas, fue seleccionada y operada.

“ Esa operación cambió mi vida” , rememora.

Gigantomastia, explicada por expertos

Esta patología, según Orlando Vargas Almonte, inicia en la pubertad entre los 11 y 12 años, debido a que la etapa de la adolescencia presenta cambios hormonales. Además, es una de las etapas más duras para las jóvenes que, generalmente, se sienten acomplejadas ante los cambios que experimenta su cuerpo.

 Los pechos son una parte de nuestra anatomía que más inseguridad genera a ciertas edades.

De acuerdo con estudios esta patología se puede presenciar en ciclos diferentes.

La bilateral que es cuando el crecimiento se desarrolla en ambos senos. Aunque se han dado casos de gigantomastia gestacional unilateral, que se produce como consecuencia del aumento de una de las mamas sobre la otra, por las hormonas circulantes.

Mientras que la gestacional, es cuando aparece en el embarazo, pero el problema suele desaparecer por sí solo, tras el parto. En cambio, si la malformación persiste es recomendable consultar con un especialista para analizar la viabilidad de un posible tratamiento.

Consecuencias

Según el especialista de la salud, una de las complicaciones más comunes es la desviación de la columna dorsal e irritaciones en la piel en la parte del surco mamario, además de dolores en la cabeza, cuello, hombros y espalda.

“En República Dominicana es muy frecuente sobre todo por la característica de la raza que predomina en nuestro país, que es la raza mulata”, destacó.

Fundación

El pasado miércoles de septiembre, la  fundación Vargas Almonte (FUNVA) junto al Hospital San Lorenzo de Los Minas,  anunciaron la apertura de la convocatoria a la X Jornada de Cirugía de Reducción y Reconstrucción Mamaria, en ocasión de que octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama.

Las entidades abrieron justo este 21 de septiembre la convocatoria para todos los interesados en participar y cerrará el 30 de   septiembre.

Los interesados deben escribir un mensaje por el DM de las cuentas @maternidaddelosmina o a la @fundacionvargaslamonte, luego llenar el formulario correspondiente que se les facilitará estaremos llamando a los pacientes que califiquen.

En este formulario se debe especificar la situación socioeconómica del paciente y debe anexar dos fotos, una de frente y otra de lado de las mamas, sin mostrar el rostro.

Además, entregar en la dirección de la maternidad un sobre sellado y colocar en la parte de afuera nombre completo, cédula, dirección, teléfono y correo electrónico del interesado.

La X Jornada de Cirugía de Reducción y Reconstrucción Mamaria está programada para el próximo sábado 22 de octubre, en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina.