Esto ocurre en el cuerpo cuando se deja de ingerir azúcar

Esto ocurre en el cuerpo cuando se deja de ingerir azúcar

La diabetes tipo 2 se produce cuando las células se vuelven resistentes a la insulina, la hormona responsable de mantener estable el azúcar en sangre. Si la diabetes no se trata, puede causar varias complicaciones a la salud.

Esta enfermedad metabólica es una de las denominadas “asesina silenciosa”, ya que puede no presentar síntomas hasta avanzado el cuadro, aproximadamente 62 millones de personas en las Américas (422 millones de personas en todo el mundo) tienen diabetes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se sabe que hay muchos debates en torno a lo que se considera una dieta saludable. Algunos sostienen que no hay que ingerir determinados alimentos, mientras que otros no concuerdan con eso, dependiendo de lo que se esté hablando. Sin embargo, hay un consenso general cuando se refieren al azúcar: hay que evitarla lo máximo posible.

Dejar de comer dulces es todo un desafío pero, si se eliminan los azúcares agregados de su dieta, su cuerpo se beneficiará casi de inmediato, afirmó el doctor Eric Pham, del Hospital St. Joseph de Orange, California, en declaraciones recogidas por MensHealth. En sólo unos días, más específicamente en una semana, la persona puede esperar una presión arterial más baja, así como niveles más saludables de grasa e insulina en el torrente sanguíneo, continuó.

¿Qué ocurre si elimina todos los alimentos con alto índice glucémico?

Lo primero que afirma el doctor Brian Quebbemann, cirujano de California, es lo siguiente: “Va a tener tres días difíciles”. Primero porque “es probable que sueñes despierto con las donas, si eres el tipo de persona que regularmente toma un panecillo por la mañana y termina la cena con el postre”.

Explica que esto ocurre porque no tienes azúcar para ayudar a estimular tu cerebro.

Sin embargo, pese a este primer período “duro” -así lo manifiesta el profesional-, hay muchas cosas buenas sucediendo dentro de su cuerpo. La insulina, una hormona que regula la glucosa, cae para volverse más estable.

“No pasarás por el ciclo de subidas y bajadas de azúcar”, explica Quebbemann; al tiempo que agrega: “Al principio, te sentirás cansado y letárgico, pero eso pasará en unos pocos días. La adrenalina aumentará y ayudará a descomponer el glucógeno, o azúcar, almacenado en su cuerpo. Esto se liberará en el torrente sanguíneo con bastante rapidez. Pasarás por eso en menos de 24 horas”, asegura.

En el plazo de tres a cinco días, el hígado producirá cetonas a partir de la grasa ya que no hay más glucosa, la principal fuente de energía de su cuerpo. Ahí es cuando el cuerpo entra en cetosis, también conocido como “modo de quema de grasa”. Como consecuencia, siguen los médicos consultados por MensHealth, se pueden experimentar calambres musculares, ya que se está perdiendo mucha agua cuando se encuentra en cetosis después de eliminar el azúcar.