Fallece de cáncer una mujer en España tras ser atendida 3 meses solo por teléfono debido a la pandemia

Fallece de cáncer una mujer en España tras ser atendida 3 meses solo por teléfono debido a la pandemia

Sus familiares denuncian que durante este tiempo, Sonia Sainz-Maza no pudo conseguir ni una cita médica presencial.

Una mujer ha fallecido en el municipio Espinosa de los Monteros, ubicado en la provincia de Burgos (España), a causa del cáncer. Sonia Sainz-Maza comenzó a sentirse mal en abril y desde entonces fue atendida tres meses solo por teléfono debido a las restricciones por la pandemia, informan medios locales.

Sus familiares denuncian que durante este tiempo, la paciente no pudo conseguir ni una cita médica presencial y cuando por fin, consiguió un diagnóstico, ya era muy tarde para combatir los efectos del tumor que acechaba su salud.

Sonia, de 48 años, trabajaba en una residencia de ancianos y falleció en agosto por cáncer de colon. Sin embargo, su familia considera que fue otra víctima del nuevo coronavirus, pues en medio del brote las autoridades se han olvidado de la existencia de otras enfermedades que también requieren atención urgente.

“El covid-19 hizo que [Sonia] solo encontrara teléfono y portazos mientras su cáncer corría como la pólvora”, tuiteó Lydia. En otra publicación agradeció la cobertura de la prensa sobre el caso, agregando que “el papel dice que la mató el cáncer, pero yo siento que la mató más el covid. Aunque no lo tuviera”.

“Mi hermana Sonia no tuvo una cita presencial en 3 meses. No fue explorada en 3 meses. Ni una analítica en 3 meses. Su enorme deterioro físico (perdió hasta 7 kilos) no se podía ver por teléfono. Las citas telefónicas son una vergüenza y quienes abusan de ellas deben irse a casa”, tuiteó Lydia Sainz-Maza.

La hermana de la fallecida asevera que los especialistas no pueden dar un diagnóstico certero por teléfono, aclarando que no todas las enfermedades pueden ser tratadas por esta vía, más aún cuando han pasado varios meses desde el primer brote en el país europeo.

“[Sonia] Fue a urgencias en dos ocasiones. A hospitales de dos comunidades diferentes. No le sirvió de nada. Ni análisis ni placas ni nada. En Cruces (Bilbao) incluso le reprocharon que fuera en medio de la pandemia. Un despropósito de principio a fin”, agregó la hermana.

Lydia considera que la mujer podía sobrevivir más tiempo del que lo hizo si hubiese recibido atención médica oportuna. Por ello, sus familiares acudieron este sábado a los exteriores del Centro de Salud de Espinosa de los Monteros para protestar y exigir soluciones a las autoridades sanitarias para que casos como este no se repitan.