Habitantes de barrios reducen uso de mascarillas, a pesar auge COVID-19

Habitantes de barrios reducen uso de mascarillas, a pesar auge COVID-19

SANTO DOMINGO.-El uso de mascarillas ha pasado al parecer a ser un atuendo opcional en los barrios de la capital.

En las esquinas, los puestos de venta de empanadas, colmados, talleres de mecánica y frente a las casas, los ciudadanos se aglomeran rompiendo el distanciamiento social.
En cada uno de los grupos formados es evidente el uso reducido del atuendo preventivo hasta el punto de que los que utilizan destacan del resto.

En decir, lo normal es no tener la mascarilla o tenerla, pero mal colocada.
El caso se agrava en horas de la tarde y la prima noche tras cambiar el horario del toque de queda a las ocho de la noche.

Penalización
Con vehemencia y contundencia, el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, propuso que mediante decreto el Presidente establezca penalidad por la falta o uso incorrecto de las mascarillas.

Durante la segunda fase de la desescalada la infección está promediando unos 447 contagios diarios y el pasado día ocho alcanzó a su pico más alto llegando a los 629 casos.

Ante este fenómeno, el funcionario llamo nuevamente la atención de la ciudadanía a que cada vez más se adhieran a los protocolos de protección, pues si la amenaza del virus continúa podría, de no tomarse las medidas de lugar, desbordarse.

“Sin la participación ciudadana el COVID-19 continuará y se extenderá, por lo que todos deben de colaborar para cortar su trasmisión y poder continuar con el desenvolvimiento económico y social del país”, manifestó.

Aumento de los casos
El comportamiento del COVID-19 en el país se ha volcado a un nivel de mayor agresividad reflejando un repunte en los contagios, las hospitalizaciones, los casos críticos y los fallecimientos.

Al corte de las seis de la tarde del ayer unas 704 personas estaban hospitalizadas a causa de la enfermedad. Dicha cifra representa una ocupación del 46 por ciento de la capacidad de atención nacional para COVID-19, mientras que los días anteriores era de un 37 por ciento.

En tanto que los casos críticos se elevaron ligeramente, pasado de una ocupación en las unidades de cuidados intensivos de 36 por ciento de unas 330 camas, a 42 por ciento, ya que hasta ayer había 145 pacientes ingresados.

En ventilación permanecían 56 personas. La cantidad fallecidos nuevos es de 13, tres de las cuales ocurrieron en La Vega.

Manejo cuidadoso

— Tacto autoridades
A la crisis se suma el agravante de un período preelectoral con todas las tensiones que vienen con él; la falta de creencia en las instituciones públicas y la proliferación de acusaciones sobre un supuesto mal manejo de los fondos del Estado en los estados de emergencias.

Evolución del COVID-19
Salud. El boletín número 88 sobre la evolución del COVID-19 en el país indica que los casos confirmados ascienden a 23,271, de los cuales 8,641 tienen la infección activa, 14,025 se han recuperado y 605 fallecieron.

Sobre los nuevos contagios surgieron 309 de un total de 1,759 muestras procesadas. En cuanto a los decesos nuevos, la cifra se colocó en 13.

Hasta el momento se han procesado 110,781 muestras de laboratorio, de las que 87,510 se ha descartado y la positividad general aumentó ligeramente a 18.29 por ciento.