Investigan cómo atacar cáncer con terapia de protones

Investigan cómo atacar cáncer con terapia de protones

MADRID.-Un equipo del Instituto de Fisiatría Fundamental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas  ha trabajado en proyectos para evaluar la terapia de protones y de hacer de iones, dos alternativas más eficaces que la radioterapia tradicional, ya que la terapia de protones permite atacar las células tumorales de forma más precisa, limitando el impacto en el tejido sano.

“La gran ventaja de los haces de partículas cargadas (electrones, protones e iones pesados), frente a la radioterapia tradicional, basada en la irradiación con fotones, es que en las primeras la energía del haz primario disminuye gradualmente hasta alcanzar un valor en el que las probabilidades de interacción con las moléculas del haz son máximas. Esto hace que el depósito de energía aumente considerablemente en esa zona, concentrando el efecto de la radiación en la zona a tratar. Dicho fenómeno se conoce como pico de Bragg”, detalla  Gustavo García Gómez-Tejedor, que lidera el proyecto.

La profundidad a la que se produce el pico de Bragg en el blanco depende de la energía incidente, un factor que permite depositar la mayor parte de la energía del haz dentro del tumor y minimizar así su efecto en el tejido sano. “Con esta técnica se reduce el riesgo de cáncer secundario y mejora la calidad de vida tras el tratamiento. Ambas, tanto con protones como con iones pesados, permiten mejorar la conservación de los tejidos circundantes”, asegura García Gómez-Tejedor. “El efecto biológico de la radiación dentro de la región de interés se refuerza con la inyección de fármacos radiosensibilizadores basados en nanopartículas que aumentan la sensibilidad de las células tumorales a la radiación y potencian su efecto”, añade.