Israel reabrió sus fronteras al turismo pese a la propagación de la variante Ómicron del COVID-19

Israel reabrió sus fronteras al turismo pese a la propagación de la variante Ómicron del COVID-19

Desde este domingo, quienes quieran visitar el país deben estar vacunados con dos dosis o haber superado la enfermedad en los últimos 6 meses. Además de los desarrollos aprobados por la OMS, se acepta la rusa Sputnik V.

Israel reabrió hoy sus fronteras a turistas vacunados o recuperados tras mantenerlas cerradas durante más de un mes por temor a la propagación de la variante ómicron del coronavirus, que sin embargo se ha extendido por todo el país y causado picos de contagios cercanos a los 20.000 diarios.

Quienes quieran ingresar a Israel con visado de turista podrán hacerlo a partir de este domingo en tanto cumplan los requisitos de vacunación establecidos por el Ministerio de Sanidad.

Estos exigen un programa de vacunación completo con cualquiera de las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o con la vacuna Sputnik, siempre y cuando no hayan pasado más de seis meses desde la administración de la última dosis.

Quienes hayan pasado la enfermedad, deberán demostrar que han obtenido un resultado positivo a una prueba de coronavirus en los últimos seis meses o que han recibido al menos una dosis de una vacuna aprobada por la OMS, ya sea antes o después de su resultado positivo.

 EFE/EPA/KHALED ELFIQI
EFE/EPA/KHALED ELFIQI

Los turistas que ingresen al país deberán presentar una prueba de coronavirus negativa realizada en las 72 horas previas a su viaje y realizarse otra en el aeropuerto a su llegada, tras la cual deberán permanecer en cuarentena hasta obtener un resultado negativo.

Si bien inicialmente se preveía que solo podrían entrar al país turistas provenientes de países sin altas tasas de contagios, Israel decidió el pasado jueves abolir la denominada “lista roja” de países a los que los israelíes no tenían permitido viajar y desde los cuales estaba prohibido volar, por lo que ya no rigen restricciones específicas por países.

Estas medidas coinciden con el momento de mayores contagios desde el comienzo de la pandemia debido a la propagación de la variante ómicron.

“No hay control de la onda omicron”, dijo Sharon Alroy-Preis, la principal funcionaria de salud pública del Ministerio de Salud en el Canal 13 de Israel esta semana.

La gente hace cola en sus autos para hacerse la prueba de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) mientras el país enfrenta un aumento en las infecciones de la variante Omicron en Ashdod, Israel, el 3 de enero de 2022. Fotografía tomada con un dron. REUTERS / Amir Cohen
La gente hace cola en sus autos para hacerse la prueba de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) mientras el país enfrenta un aumento en las infecciones de la variante Omicron en Ashdod, Israel, el 3 de enero de 2022. Fotografía tomada con un dron. REUTERS / Amir Cohen

“Probablemente nadie esté protegido contra la infección”, dijo el martes Jonathan Halevy, presidente del Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalén.

Israel había alertado de la rápida propagación comunitaria del virus, aún habiendo cerrado sus fronteras desde finales de noviembre, y decidió esta semana reabrirlas a partir de hoy para turistas vacunados.

Sanidad también ha rebajado las cuarentenas hasta obtener un resultado negativo para los contactos directos con un contagiado, al tiempo que ha restablecido la mascarilla en exteriores en reuniones de más de 50 personas.

Además de la vacunación para evitar enfermedades graves, el país también apuesta por los tratamiento y ya administra en pacientes la pastilla de Pfizer, Paxlovid, además de aprobar el pasado domingo el uso de la píldora de Merck, a la espera de recibir el primer cargamento.

EFE/ Carlos Ortega
EFE/ Carlos Ortega

Según cifras difundidas hoy por Sanidad, ayer se registraron 17.521 nuevos casos de coronavirus, un número levemente inferior a los casi 19.000 identificados el día anterior, pero aún así muy elevado en comparación con olas anteriores.

Al igual que en otras partes del mundo, el veloz aumento en los contagios no ha sido acompañado hasta el momento por un incremento equivalente en la cantidad de casos graves, que se ubican actualmente en los 205 sobre un total de 115.000 pacientes activos.

(con información de EFE)