Israel reimpone ciertas restricciones ante el repunte de casos de coronavirus de la variante Delta

Israel reimpone ciertas restricciones ante el repunte de casos de coronavirus de la variante Delta

Las autoridades de Israel reimpusieron este miércoles algunas restricciones ante el repunte de casos de coronavirus, que superó el centenar por segundo día consecutivo, una situación achacada a la propagación de la variante detectada por primera vez en India.

El director general del Ministerio de Sanidad israelí, Hazi Levi, resaltó que el país no alcanzó aún la inmunidad de rebaño y agregó que el repunte, el cual llevó al país a cifras máximas de contagios desde finales de abril, es motivo de preocupación.

Asimismo, resaltó que los viajeros que salgan del país tendrán que firmar una declaración en la que se comprometen a no viajar a países designados como ‘puntos calientes’, entre ellos Rusia, India, Sudáfrica, Brasil y Argentina.

“Debemos evitar los viajes a destinos en los que el virus es rampante y remodelar nuestras políticas de cuarentena”, sostuvo Levi en una entrevista concedida a la emisora israelí Kan y recogida por el diario Yedioth Ahronoth.

Así, las autoridades impondrán multas de 5.000 shekels (cerca de 1.535 dólares) a todas aquellas personas que mientan en esta declaración, tras lo que Levi incidió en que la posibilidad de un repunte llevar al Ministerio a “adoptar pasos para evitar más contagios”.

Por ello, se dio autorización para imponer cuarentena a israelíes que se hayan recuperado de la COVID-19 o que hayan sido vacunados contra la enfermedad en caso de que hayan estado en países de riesgo, mientras que también entrarán en cuarentena aquellos contactos de personas contagiadas con la variante Delta.

El ‘zar’ israelí para la respuesta ante el coronavirus, Nachman Ash, apuntó que el Gobierno abordará la posibilidad de “reimponer la obligación del uso de mascarilla en espacios cerrados”, recientemente retirada. “Podría ser mañana o pasado mañana”, adelantó, según informó el diario The Times of Israel.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, resaltó el martes que el Gobierno hace frente al aumento de casos como si fuera un nuevo brote y recalcó que se están adoptando medidas para hacer frente a la propagación de esta variante en sus primeras etapas.

El propio Bennett manifestó que el uso de mascarilla volverá a ser obligatorio en el aeropuerto y en los puestos fronterizos, al tiempo que animó a la población a ponérsela siempre que estuvieran en espacios cerrados, una semana después de poner fin a la obligatoriedad de su uso.

El Ministerio de Sanidad israelí detalló este miércoles que durante las últimas 24 horas se notificaron 110 casos de coronavirus, lo que eleva el total a 840.166, con 6.428 muertos. La cifra de positivos es más baja que la del martes, cuando se confirmaron 125 contagios, la primera vez en la que se rebasó el umbral del centenar de casos desde el 23 de abril.

Asimismo, manifestó que en estos momentos hay 554 casos activos en el país, 120 más que durante la jornada anterior, incluidos 26 pacientes en estado grave, y resaltó que la tasa de positividad se encuentra en el 0,3%.

Por último, señaló que más de 5,5 millones de personas recibieron ya al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, de las cuales 5.152.668 recibieron ya la segunda inoculación y cuentan con la pauta completa.