La OMS advierte que en 3 semanas las muertes por COVID-19

La OMS advierte que en 3 semanas las muertes por COVID-19

superarán a las ocurridas en todo 2020Tedros Adhanom Ghebreyesus, director del organismo, señaló que “la situación a nivel mundial es muy frágil y ningún país puede decir que está a salvo”.

Al ritmo actual, dentro de tres semanas las muertes ocurridas solo este año a causa de el COVID-19 superarán todas las registradas en 2020, dijo hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. Los contagios reportados desde que se inició 2021 ya superan los registrados en el primer año de la pandemia, agregó el responsable de la Organización.

Tedros también advirtió de que, aunque se observa una tercera semana consecutiva de disminución de casos, “la situación a nivel mundial es muy frágil y ningún país puede decir que está a salvo”.

A su vez, Tedros informó que al menos 115.000 trabajadores sanitarios han muerto hasta el momento a causa del coronavirus, según datos ofrecidos hoy por la OMS. La cifra fue detallada por el director general del organismo durante su intervención en la inauguración de la asamblea anual de la entidad sanitaria que tiene lugar en Ginebra.

Hasta hoy, desde el inicio de la pandemia, el coronavirus sigue avanzando y suma más de 3,4 millones de fallecidos y más de 166,5 millones personas infectadas.

En otro pasaje de su alocución, el director de la OMS señaló que esta no será la última vez que la humanidad enfrente una pandemia similar y que se debería estar preparado para episodios futuros. “No se equivoquen: esta no será la última vez que el mundo se enfrente a la amenaza de una pandemia. Es una certeza evolutiva que habrá otro virus con el potencial de ser más transmisible y más mortal que este”, dijo.

“La pandemia de COVID-19 ha sido impulsada por un virus altamente transmisible. Pero ha sido acelerada por la división, la inequidad y la negligencia histórica de las inversiones en preparación”, subrayó Tedros respecto al virus que nació en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

El director de la OMS también se refirió a lo que calificó como una “desigualdad escandalosa”, respecto de la distribución de las vacunas: “Más del 75% de las vacunas se han administrado en solo 10 países”, y eso, según su opinión, está “perpetuando” la pandemia. En ese sentido, Tedros ha urgido a los países miembros de esta organización a que apoyen un impulso masivo para vacunar al menos al 10% de las personas en cada país para septiembre, y el 30% para finales de este año 2021.

El origen de la pandemia

Cada vez son mayores las dudas respecto al posible surgimiento del coronavirus que ya provocó millones de muertes en todo el mundo. Las versiones sobre una posible fuga de un laboratorio en Wuhan son cada vez más sólidas. La última, una investigación del prestigioso diario The Wall Street Journal de los Estados Unidos.

China, mientras tanto, hace todo lo posible para entorpecer cualquier intento de búsqueda de la verdad. Y Washington tiene sus ojos puestos en el asunto. Recientemente, un informe de inteligencia de EEUU afirma que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan se enfermaron en noviembre de 2019 y tuvieron que recibir atención hospitalaria. Esta información va en sintonía con los expertos que denuncian que el virus escapó del laboratorio en la ciudad china. Según el informe, en 2019 varios científicos del laboratorio de Wuhan se enfermaron “con síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes”.

La revelación de este episodio se da en vísperas de la 74.ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS, que se llevará a cabo del 24 de mayo al 1 de junio), organizada por la OMS, en la que se discutirá, entre otros temas, sobre la necesidad de iniciar una nueva investigación sobre el origen del coronavirus.

La nueva revelación por parte de la inteligencia estadounidense aporta un dato clave: noviembre de 2019. Esa fecha es importante, porque para el momento en el que los científicos del laboratorio de Wuhan enfermaron con síntomas similares al coronavirus, también para esos días se presentaron los primeros casos de COVID-19 en la ciudad china. Beijing reportó el primer caso de una persona enferma el 8 de diciembre de 2019.

China se ha mostrado reacia a compartir información que permita a los expertos indagar mejor y saber cómo se originó esta pandemia que ha matado a casi tres millones y medio de personas en el mundo. Por ejemplo, Beijing no proporcionó los datos en bruto ni los registros del laboratorio de Wuhan sobre la extensa investigación que llevaron a cabo sobre el coronavirus en murciélagos, informó The Wall Street Journal.