La prueba que se les hace a dominicanos varados en Estados Unidos antes de regresar a República Dominicana

La prueba que se les hace a dominicanos varados en Estados Unidos antes de regresar a República Dominicana

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Aunque cuando arriban a la República Dominicana, son sometidos a pruebas de COVID-19 y en su mayoría, a pesar de dar negativo, son confinados a lugares de aislamientos denunciados como infrahumanos por las precarias condiciones estructurales, mala calidad de la comida, ambientes insalubres y contaminados, los dominicanos varados en Estados Unidos que son regresados a su país, son chequeados con la prueba de la temperatura.

El examen, se les hace a uno por uno antes de abordar los aviones de la línea Delta Airlines que los lleva de vuelta a la República Dominicana en el área de espera del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, único punto de embarque desde donde despegan los vuelos.

En los tres vuelos ferry que deben ser autorizados por el presidente de la república y que han despegado hasta ahora, han viajado 381 dominicanos en tanto, el cónsul general Carlos Castillo, anunció hace varios días, que hay un total de 1,000 o quizás más dominicanos varados en los Estados Unidos.

El sábado 4 de abril cuando se realizó el primer vuelo viajaron 118, en el segundo 128 y en el tercero, 135, viajes coordinados por el vicecónsul Eduardo Hernández Incháustegui, director de gabinete de la sede consular, junto a un equipo de funcionarios.

El primer vuelo fue gestionado por el congresista Adriano Espaillat con el presidente Danilo Medina, ya que el Ministerio de Salud se negó a dar luz verde a los primeros 118 varados para su regreso al país, alegando que todos, eran sospechosos de contagio, por estar en Nueva York que en esos días, al comienzo de la propagación el segundo epicentro del mundo detrás de Italia, España y China.

El examen de la temperatura busca detectar el nivel de la fiebre en cada pasajero y quienes sean encontrados con un volumen anormalmente alto no pueden abordar el avión para evitar que transmitan el virus a los demás viajeros.

Ese chequeo está a cargo de la doctora Clara Troncoso junto a la cual trabajan el auxiliar consular Dimas de Moya y el vicecónsul Elbis Marte.

Previo a la prueba de la temperatura, los varados deben llenar y firmar un formulario en el que deben asentar sus récords de salud para determinar quienes han tenido complicaciones previas a un eventual contagio de COVID-19 y comprometiéndose a aceptar el confinamiento por 14 días cuando lleguen a la República Dominicana.

En el vuelo más reciente del sábado de la semana pasada, se fueron dominicanos que estaban varados en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Carolina del Norte, Virginia y Ohio.

Los tres primeros estados están en jurisdicción de la instancia consular con sede en Nueva York.

Fue el vuelo 8871 de Delta, que despegó a las 8:49 de la mañana hacia el aeropuerto internacional de Las Américas / doctor José Francisco Peña Gómez, donde también son sometidos a chequeos y luego confinados al aislamiento.

El cónsul Castillo expresó que continúan las gestiones para repatriar a la mayor cantidad de ciudadanos posible, quienes se encontraban de paseo o de tránsito en Estados Unidos en el momento cerrarse los aeropuertos, puertos y fronteras, con algunas excepciones a los viajeros de todo el mundo, incluyendo los haitianos.

“Nuestro Consulado está trabajando acorde con las medidas que ha implementado el presidente Danilo Medina Sánchez para asistir, proteger, informar y orientar a las familias dominicanas tanto en el país como en el exterior”, afirmó Castillo.