La vacuna mata a la economía, Amazon ‘compra’ Chipre y otras “impactantes predicciones” de Saxo Bank para el 2021

La vacuna mata a la economía, Amazon ‘compra’ Chipre y otras “impactantes predicciones” de Saxo Bank para el 2021

La destrucción de las ciudades impulsada por la renta básica universal o el rescate de Francia por parte de Alemania también están entre los eventos improbables, pero no imposibles, previstos para el año que viene.

El banco de inversión danés Saxo Bank ha publicado este martes su lista anual ‘Outrageous Predictions’ (impactantes predicciones) para el año 2021. El informe busca evaluar algunos eventos poco probables, pero no imposibles, que podrían sacudir los mercados financieros mundiales tras el traumático 2020. De hecho, el año pasado la entidad acertó en algunos de sus pronósticos, como el fracaso de Donald Trump en las presidenciales de EE.UU.

Una vacuna contra el covid-19, ¿el “asesino definitivo” de la economía?
Los bancos centrales mundiales han estado imprimiendo cada vez más dinero para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus. Esto ha llevado las tasas de interés a casi cero, lo que ha obligado a los inversores a decantarse por activos más riesgosos.

Mientras las esperanzas de un pronto lanzamiento de vacunas contra el covid-19 hicieron crecer los mercados de valores, la llegada del antídoto puede agregar presión sobre una economía ya sobrecalentada, en lugar de la recuperación anticipada, predice Saxo Bank. Esto aumentaría la inflación, lo que obligaría a la Reserva Federal a aumentar los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo, pero el rendimiento de la deuda más riesgosa también se dispararía. En este punto, muchas empresas más débiles podrían incumplir, aseveran los analistas.

Amazon ‘compra’ Chipre para crear su propio paraíso fiscal
Otra predicción que lanzan los expertos es la posibilidad de que el gigante tecnológico Amazon, que se ha beneficiado de las restricciones por coronavirus, pueda ‘comprar’ Chipre para convertirlo en su propio paraíso fiscal corporativo. En el escenario de Saxo, Amazon primero traslada su sede europea a la isla, y luego “compra literalmente” el poder político en todos los niveles y ayuda al país a reescribir su código fiscal, que llegaría a imitar el de Irlanda, pero con niveles aún más bajos de impuestos corporativos y de otro tipo. Esto proporcionaría una ganancia financiera inesperada a Chipre, pero empujaría a la UE a armonizar las normas fiscales entre sus miembros.

La renta básica universal destruye las ciudades
Según el banco, la pandemia no ha hecho más que acelerar la recuperación en forma de K, lo que significa que algunos sectores de la economía se han recuperado, mientras que otros están desesperadamente rezagados, ampliando aún más la brecha de desigualdad.

Ante el riesgo de que “las sociedades queden completamente destrozadas”, las medidas de emergencia de covid-19 pueden evolucionar hacia una nueva realidad permanente de renta básica universal (RBU), predice Saxo, advirtiendo que este concepto puede “diezmar” las grandes ciudades. Junto con los despidos laborales impulsados ​​por la tecnología y el trabajo remoto, la era de la RBU podría aplastar el mercado de oficinas comerciales y de bienes raíces. Además, los jóvenes profesionales pueden optar por quedarse en las comunidades donde crecieron, mientras que otros podrían empezar a salir de las grandes ciudades, que ya no son tan atractivas en términos de oportunidades laborales y condiciones de vida.

Alemania tiene que rescatar a Francia
Según Saxo, Alemania puede tener que “rescatar” a Francia para evitar el colapso sistémico de la segunda economía más grande de la UE. Francia podría enfrentarse a una ola de quiebras corporativas que eventualmente afectará a sus bancos, y no tendría “otra opción que ir mendigando gorra en mano a Alemania”, para permitir que el BCE “imprima suficientes euros para permitir un rescate masivo”, señalan los autores del informe.

Otras predicciones
Entre otras predicciones algo menos alarmantes, los analistas de Saxo Bank indican que China podría desarrollar aún más su yuan digital, que no solo rivalizaría con el dólar estadounidense, sino que también abriría el mercado de capitales chino para los extranjeros e impulsaría la economía del país.

El próximo año puede convertirse también en un punto de inflexión para las economías emergentes “lamentablemente subestimadas”, cuyo crecimiento estaría impulsado por un mejor acceso a las tecnologías y la educación.

A medida que el coronavirus exacerba la desigualdad de riqueza, el banco sugiere crear lo que denomina un ‘Fondo de Tecnología para los Ciudadanos’, cuya idea sería transferir una parte de la propiedad de los activos de capital a todos, con una parte adicional destinada a los trabajadores desplazados por la automatización, lo que les permitiría “a ellos y a todos los demás participar en las ganancias de productividad de la era digital”.

Los expertos sugieren también que en 2021 los algoritmos de inteligencia artificial (IA) pueden allanar el camino para la energía de fusión comercial, mientras que la tecnología ‘blockchain’ podría convertirse de alguna manera en nuestro escudo contra las noticias falsas. Asimismo, Saxo Bank espera una mayor demanda de plata en 2021, lo que hará subir el precio del metal.