Las muertes por COVID-19 en EEUU superaron a los estadounidenses caídos en la Segunda Guerra Mundial

Las muertes por COVID-19 en EEUU superaron a los estadounidenses caídos en la Segunda Guerra Mundial

La cifra de muertos por covid-19 en Estados Unidos superó el miércoles a las pérdidas del país durante la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo al conteo que realiza la Universidad Johns Hopkins.

El conteo registraba en la tarde un total de 405.400 fallecidos por la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Superó en menos de un año el total de muertes de combatientes y no combatientes estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial: 405.399 entre 1941 cuando Estados Unidos ingresó al conflicto y 1945, de acuerdo cifras del departamento para los Asuntos de los Veteranos.

La cifra es un claro recordatorio del costo de la pandemia, algo que el nuevo presidente Joe Biden mencionó en su discurso inaugural el miércoles.

“Necesitamos toda nuestra fuerza para perseverar a través de este oscuro invierno [boreal]. Estamos ingresando a lo que puede ser el periodo más duro y mortal del virus”, advirtió.

Estados Unidos tiene el 4% de la población mundial pero alcanza el 20% de las muertes globales.

Biden dijo que su respuesta a la pandemia será basada en conclusiones a partir de la evidencia científica, en contraste con su antecesor Donald Trump.

El líder demócrata propuso el desafío de 100 días de uso mascarillas, el mismo tiempo que se ha dado para vacunar a más de 100 millones de estadounidenses.

“El presidente lanzó su reto de usar mascarilla 100 días, pidiendo a los estadounidenses que hagan su parte“, explicó horas después la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

En su primer encuentro con los periodistas, Psaki agregó que la orden de portar cobertor facial también regirá en medios de transporte público.

Biden busca desvincularse así de la gestión de Trump de la pandemia, que convirtió el uso de esta prenda en motivo de polémica.

Durante meses, Trump y sus seguidores se negaron a usar tapabocas en público, e incluso el propio líder republicano se contagió de la covid-19 en octubre pasado.

La Administración de Biden espera implementar una nueva estrategia para frenar la rápida expansión de la enfermedad, que en los primeros días del año ha alcanzado récords de contagios y fallecimientos

Psaki destacó igualmente que EEUU se mantiene en la OMS, lo que, consideró, “fortalecerá” los esfuerzos del país para controlar la pandemia.

La portavoz confirmó que el que fue el principal epidemiólogo de la Casa Blanca de Trump y ahora asesor médico jefe de Biden, Anthony Fauci, participará este jueves de forma remota en una reunión de la OMS encabezando una delegación del país.

Trump había iniciado en julio del año pasado el proceso para abandonar el organismo mundial, lo cual iba a hacerse efectivo un año después, en el mismo mes de 2021.

Además, el ahora expresidente había congelado en abril pasado los fondos que EEUU aporta a la OMS, al acusar a este organismo de estar “sesgado” en favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria de la covid-19.

Durante la campaña electoral y tras su triunfo en los comicios, Biden ha defendido incesantemente la necesidad de escuchar a los científicos y a los expertos de la OMS para frenar la pandemia.

Con información de AFP