Las razones detrás del repunte de casos de coronavirus en Venezuela

Las razones detrás del repunte de casos de coronavirus en Venezuela

El país suramericano ha superado los 8.000 contagios, con positivos incluso dentro del gabinete de Gobierno.

Venezuela, que aún posee una cifra baja de casos y fallecimientos por covid-19 en comparación con los países de la región, vive un repunte notable en sus reportes diarios y ha superado los 8.000 contagios, que incluyen el diagnóstico de covid-19 del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, y del Ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, atribuye el incremento al gran número de connacionales que retornan al país, provenientes principalmente de Colombia y Brasil. Por eso, anunció su decisión de reforzar la seguridad en las fronteras, aplicar toques de queda, instalar hospitales de campaña para realizar las pruebas de detección y áreas habilitadas para el cumplimento de la cuarentena, una tarea que quedó a cargo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Sin embargo, en los últimos boletines epidemiológicos, la cantidad de casos de transmisión comunitaria superan la cifra de importados, aunque siguen guardando un fuerte vínculo: Venezuela y Colombia comparten una frontera que abarca 2.119 kilómetros y está repleta de pasos ilegales, denominados “trochas”, que cambian de ubicación dependiendo de la vegetación o el caudal de los ríos.

Los trocheros
En las trochas operan grupos irregulares que conocen bien el sector y le cobran a los migrantes para cruzarlos de forma ilegal hasta Venezuela. No se trata de un hecho nuevo, ya que ocurre cada vez que, por diversas razones, se cierra la frontera binacional.

“Los trocheros les ofrecen pasarlos a cambio de una cantidad de dinero, pueden ser 100, 200 o 300 dólares por persona. Mayormente cruzan los ríos montados sobre las espaldas de estos mafiosos o en canoas por el río Táchira”, relata a RT Gonzalo Ceballos, profesor y líder social de este estado fronterizo con Colombia.

Pero en tiempos de coronavirus, esta práctica posee una mayor peligrosidad. Después de cruzar, los trocheros (muchos de ellos infectados con covid-19), continúan derribando obstáculos hasta llegar a sus estados de origen sin cumplir los 14 días de cuarentena obligatoria en la frontera, lo que implica una diseminación en todo el país.

“Luego, en motos o vehículos, a través de escalas, los hacen llegar a cualquiera de los estados venezolanos, sobornando a algunas autoridades en las alcabalas, que tienen la responsabilidad de custodiar el paso y revisar los documentos. La consecuencia es que miles de personas han pasado contagiadas”, agrega Ceballos.

De esta forma, denuncia el líder social, muchos de los venezolanos que retornan “huyendo de la discriminación y la xenofobia”, prefieren irrespetar las normativas en vez de someterse al protocolo del Estado en la frontera, que implica atención médica, alojamiento y alimentación de forma gratuita para garantizar que no propaguen el virus. “Caen en la irresponsabilidad y terminan dañando a todo un país”, reflexiona.

En vez de respetar las normativas, los que regresan caen en la irresponsabilidad y terminan dañando a todo un país.

Según el mandatario venezolano, entre 30.000 y 50.000 “trocheros” ingresaron al país, entre ellos, “3.000 infectados que se fueron por casi todo el territorio a contagiar a sus familiares, vecinos, comunidades”. “Ellos han sido los principales transmisores del virus las últimas 8 semanas”, recalcó Maduro.

El fiscal General de la República, Tarek William Saab, informó que hay 36 detenidos vinculados a estas actividades. De esas personas, 13 se encuentran privadas de libertad por pertenecer a las mafias que controlan las trochas; mientras que otras 23 tienen medidas cautelares sustitutivas, por tratarse de personas que regresaban al país.

Sin embargo, la doctora Anny Rojas cree que, más allá de los trocheros, el coronavirus también se ha diseminado “por el mal manejo de los casos que se ha hecho en algunos Puestos de Atención Social Integral (PASI)”, instalados en las frontera, donde ha sido colaboradora desde el inicio de la cuarentena nacional.

Los PASI
Para esta profesional de la salud, el Estado venezolano ha hecho un esfuerzo “sobrehumano” al recibir a los connacionales e intentar manejar el fenómeno de la mejor manera. Pero considera que, al principio, como en toda novedad, hubo algunos errores.

Por ejemplo, fallas en los protocolos epidemiológicos y la utilización de pruebas rápidas de detección con un margen de error muy amplio. “Esas pruebas rápidas ya se modificaron. Pero las primeras abarcaban mas o menos 15 patologías, no eran específicas, salían positivos o negativos, y luego no. Algo complejo porque muchos testeados estaban asintomáticos y se dejaron ir”.

El Estado venezolano ha hecho un esfuerzo sobrehumano al recibir a los connacionales. Eso es una realidad. Ningún país con esta crisis tan terrible de covid-19 está recibiendo a tantas personas.

Estos errores fueron admitidos también por el Jefe de Estado, quien relató que muchos connacionales fueron trasladados a Caracas para ser aislados en hoteles, “pero ellos creyeron que estaban de vacaciones, se escapaban, salían a caminar, recibieron familiares y visitaron a sus seres cercanos”.

Por esta razón, decidieron ampliar la aplicación de la prueba de proteína c-reactiva (PCR). Sin embargo, Rojas alerta que la peligrosidad del virus radica en que existen personas positivas en la PCR, que se ven más sanas que cualquiera. “Los síntomas y signos no se corresponden con lo estudiado”, agrega.

Tras estas novedades, Maduro estableció la obligatoriedad del cumplimiento del aislamiento social en la frontera y suspendió la flexibilización de la cuarentena en Caracas, la capital, y otros cinco estados del país.

Comprender el alcance del virus
Para la doctora y especialista en Microbiología, Estalina Báez Ramírez, ambos hechos tienen incidencia en el repunte de los casos porque la llegada irregular de los connacionales a sus comunidades “no es reportada ni por la familia ni por los vecinos”.

A su vez, considera que aunque Venezuela fue el primer país de la región en declararse en cuarentena, “hoy no se están cumpliendo las normas de distanciamiento social en la calle”.

“Se ha irrespetado la cuarentena, hay un uso incorrecto del tapabocas, y no se esta cumpliendo con las medidas de higiene en los establecimientos comerciales, donde se descuida mayormente la limpieza de superficies”, apunta la especialista.

En este hecho, como en toda América Latina, hay varias aristas en juego. El más pesado tiene que ver con la economía informal, lo que implica que miles de personas se vean obligadas a salir a diario para vender productos en las calles o comprar regularmente los ingredientes para la preparación de comidas por encargo.

No obstante, la experta sanitaria hace énfasis en la necesidad de tomar mayor consciencia sobre la enfermedad, especialmente porque el sistema sanitario del país está “muy afectado y vulnerado por diversas razones incluyendo las sanciones económicas de EE.UU.”, que han causado pérdidas a la nación por el orden de los 100.000 millones de dólares.

Báez recalca que “no existen capacidades suficientes, ni físicas, ni materiales, ni de talento humano para la atención médica en caso de un fuerte repunte. Por eso, el gobierno fue responsable tomando las medidas de forma anticipada, pero de nada servirá si la gente no comprende el alcance del coronavirus”.

La experta agrega que el covid-19 no discrimina grupos de edad, preferencias políticas, condición social, ni credo. “En cambio, muestra una alta letalidad que solo puede combatirse con las medidas de contención”. Hasta el momento, Venezuela acumula 80 fallecidos y 8.372 infectados.