Los estadounidenses podrán pedir de forma gratuita test rápidos de COVID-19 a domicilio

Los estadounidenses podrán pedir de forma gratuita test rápidos de COVID-19 a domicilio

Se trata de un intento de la Casa Blanca para hacer frente a la escasez pruebas y ante el aumento de casos impulsado por la variante Ómicron.

Los estadounidenses podrán solicitar desde el próximo miércoles pruebas gratuitas de COVID-19 en un nuevo sitio federal, donde se procesará el pedido y se enviará a domicilio.

Se trata de un nuevo y ambicioso intento de la Casa Blanca por abordar la escasez de tests en todo el país, aunque la oferta será limitada: cada hogar podrá solicitar hasta cuatro test de forma gratuita.

El Gobierno enfrentaba críticas por la poca oferta y las largas filas para las pruebas, en medio de un asenso de los casos de COVID-19 impulsados por la variante Ómicron, por lo que Biden anunció el mes pasado que compraría 500 millones de pruebas hogareñas, que luego fueron duplicadas a 1000 millones de pruebas.

Test hogareños de COVID-19 (REUTERS/Evelyn Hockstein/Illustration)Test hogareños de COVID-19 (REUTERS/Evelyn Hockstein/Illustration)

“Además de los 500 millones de pruebas que estamos adquiriendo, hoy ha dado instrucciones a su equipo para que adquiera 500 millones de pruebas más, para satisfacer la futura demanda”, dijo un funcionario de la Casa Blanca el jueves.

Sin embargo, es probable que la decisión no cambie radicalmente la situación de la escasez de testeos, y que los estadounidenses deban planificar sus solicitudes con anticipación.

La Casa Blanca dijo que “los test serán enviados entre 7 y 12 días después de solicitados” a través del Servicio Postal, que promedia entre 1 y 3 días de demora para sus envíos de primera clase en territorio nacional.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan realizar pruebas hogareñas en caso de experimentar síntomas de COVID-19 como fiebre, tos, dolor de garganta, síntomas respiratorios y dolores musculares, cinco días después de una posible exposición a la enfermedad, o para cumplir con protocolos de permanencia en escuelas y lugares de trabajo.

El presidente de EEUU, Joe Biden anuncia medidas extraordinarias ante el aumento de casos de COVID-19 (REUTERS/Kevin Lamarque)El presidente de EEUU, Joe Biden anuncia medidas extraordinarias ante el aumento de casos de COVID-19 (REUTERS/Kevin Lamarque)

“Ciertamente, si usted se va a reunir con la familia, o si va a participar de una reunión donde hay inmunocomprometidos o ancianos o personas que podrían no estar vacunadas o mal protegidas, podría ser una oportunidad para hacer la prueba en el hogar”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, el miércoles.

Los funcionarios enfatizaron que el sitio web federal es solo una de las formas en las que las personas pueden obtener las pruebas de COVID-19 gratuitas. A partir del sábado, las compañías de salud privadas deberán cubrir el costo de las pruebas rápidas en el hogar, lo que permitirá que los estadounidenses reciban un reembolso por las pruebas que compran en farmacias y minoristas online. Eso cubre hasta ocho pruebas por mes.

La Casa Blanca añadió que el límite de cuatro pruebas en los pedidos de sitios web se aplicará a cada dirección residencial y se aplicará al primer tramo de 500 millones de pruebas. Estima que el costo de comprar y distribuir el primer bloque de pruebas es de USD 4 mil millones.

Una persona se testea para el COVID-19 en Manhattan, Nueva York (REUTERS/Carlo Allegri)Una persona se testea para el COVID-19 en Manhattan, Nueva York (REUTERS/Carlo Allegri)

Funcionarios de la administración de Biden dijeron a medios locales que son conscientes de que cualquier lanzamiento de un sitio web conlleva algunos riesgos –y los recuerdos del desastroso lanzamiento durante la administración Obama de Healthcare.gov aún están frescos-, pero dijeron que creen estar bien posicionados para manejar la demanda esperada de pruebas.