Médicos cumplen con paro y marchan contra ARS y AFP

Médicos cumplen con paro y marchan contra ARS y AFP

Senén Caba dijo que ya se inició el principio del fin de la Ley 87-01 y que el modelo actual de Seguridad Social “tocó fondo”

SANTO DOMINGO,RD.- Los médicos cumplieron este miércoles con el paro anunciado por 24 horas y junto a organizaciones que luchan por instaurar un nuevo modelo de seguridad social marcharon exigiendo la eliminación de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), así como la modificación de la Ley 87-01.

La falta de orden fue notoria al inicio de la caminata, al punto de que la multitud no dejaba que el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Senén Caba, se posicionara al frente de la muchedumbre, evidenciándose la incomodidad en las expresiones del doctor.

Vociferando las consignas “¡Fuera, fuera ARS! ¡Fuera, fuera AFP!” y “El pueblo trabajando y las AFP robando”, los miles de manifestantes que se reunieron en las inmediaciones del CMD hasta llegar al Congreso Nacional.

El recorrido fue pacífico y lento, al ritmo de trompetas y tambores.

El discurso

Pasado el mediodía, Senén se pronunció a su llegada al Congreso, acompañado por la doctora Francisca Moronta, secretaria del CMD, el congresista Pedro Botello, Surún Hernández, presidente del Colegio de Abogados y Matías Bosch, representante de la Coalición por una Seguridad Social Digna. 

Caba aseguró que la manifestación fue una señal de apoyo contra “un sistema mafioso” y que si llega el mes de enero y sus reclamos no han sido atendidos, “seguiremos en las calles hasta que el pueblo quiera”.

“En el día de hoy se inicia el principio del fin de este modelo basado en el robo, en el engaño, en la estafa”, afirmó.

Expandir imagen

Infografía

Manifestantes en la marcha. 

“De lo que no nos queda la menor duda es que este modelo, y que lo sepan bien estos ladrones, este modelo tocó fondo”, agregó.

Caba dijo que «este modelo no asume a los pacientes mentales, ni a los ancianos, ni a los pacientes con Covid, ni a los cientos de procedimientos y tratamientos, para lo que sí sirve es para mutilar recetas, ejerciendo una actividad de cómo la intermediación es peor que el parasitismo».

En el caso de las AFP, el galeno sostuvo que «se repite el mismo esquema de estafa, les niegan a los afiliados sus fondos cuando debieron devolverlos a aquellos que no cumplían con el período de pensionarse, les descuentan de sus ahorros y mantienen un silencio sepulcral a la hora de decirle con cuánto usted se va a retirar».

A juicio de Caba, superar el 2 % del Producto Interno Bruto (PIB) es hasta este momento una quimera.

Expandir imagen

Infografía

Senén al momento de pronunciar su discurso. 

Asimismo, planteó que los 17,800 pesos que paga cada ciudadano cada año por su salud, (unos 326 dólares), son más que suficientes para dar un plan básico que cubra todas y cada una de las enfermedades con sus tratamientos de manera gratuita y pagar tarifas más justas a los médicos.

«Este 30 de noviembre marca un hito histórico en la lucha del pueblo contra quienes han complutado para arrancarles su felicidad. Este 30 de noviembre es el escenario para que el pueblo llano y sus profesionales conquistemos en las calles nuestros derechos a una salud y pensiones dignas. ¡No más ARS, no más AFP! ¡Por una seguridad social digna, la lucha sigue!», fueron las palabras con las que Caba concluyó su discurso.

Paro público y privado

Expandir imagen

Infografía

Vista de la sala de espera para consultas este miércoles en el Robert Rei)

Rrealizó un recorrido por centros de salud públicos y privados y pudo comprobar que el llamado a paro se cumplió y solo se estaban brindando los servicios de emergencia adulta y pediátrica.

En el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, una familia compuesta por cuatro miembros: abuela, madre y dos niños, se quejaba que se trasladaron desde Azua para llevar a los menores a su consulta médica y se encontraron una sala de espera completamente desolada.

Le preguntaron a una de las empleadas del centro sanitario y ésta les respondió amablemente que «en las noticias se había anunciado que habría un paro». 

Las adultas se miraron desconcertadas porque luego de hacer el viaje no tenían un lugar en la capital donde pernoctar.

En el ámbito privado, algunos doctores continuaron con sus consultas normales, aunque estos fueron los menos.