Oliver Stone se vacuna con la Sputnik V, el fármaco ruso contra el covid-19

Oliver Stone se vacuna con la Sputnik V, el fármaco ruso contra el covid-19

El ganador de tres premios Óscar afirma no entender por qué esta vacuna “es ignorada en los países occidentales”.

El escritor y director de cine estadounidense Oliver Stone confirmó este lunes que se aplicó la vacuna Sputnik V, el fármaco ruso contra el coronavirus.

“Me vacuné hace unos días. No sé todavía cuán efectiva es la vacuna rusa, pero escuché muchos comentarios positivos sobre ella. […] Necesitaré la segunda inyección”, declaró durante una entrevista a la televisora Perviy Kanal.

Stone opinó que el fármaco es “útil” y subrayó que no entiende por qué la Sputnik V “es ignorada en los países occidentales”. “La prensa simplemente pasa por alto toda información” a ese respecto, dijo. “EE.UU., en su locura, considera a Rusia y China como países enemigos, aunque yo personalmente no lo creo. Creo que Rusia y China serían excelentes socios para Estados Unidos”, afirmó.

El ganador de tres premios Óscar llegó a Rusia para rodar una película sobre el cambio climático.

Por su parte, el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunciaron este 14 de diciembre que la eficacia de Sputnik V es del 91,4 %, según los resultados obtenidos durante la tercera fase de los ensayos clínicos del fármaco.

Al mismo tiempo, esos resultados han mostrado que la eficacia de la vacuna contra los casos graves de covid-19 sube al 100 %. “Entre los casos confirmados de infección por coronavirus, en el grupo de placebo se registraron 20 casos graves, mientras que no se registró ninguno en el grupo que recibió la vacuna”, afirmaron desde el RDFI y el Centro Gamaleya.

Sputnik V utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones. Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud. De hecho, el fármaco se basa en una plataforma de dos vectores previamente existente, con la que ya se han creado otras vacunas.