Pacientes trasplantados de riñón sufren por falta de medicamentos de alto costo

Pacientes trasplantados de riñón sufren por falta de medicamentos de alto costo

SANTO DOMINGO,RD.- Ramón Fondeur, presidente de la Asociación de Pacientes Trasplantados, reitera que es una situación cíclica

Sentada en un banco en las afueras de la oficina de la Dirección de Medicamentos de Alto Costo, la mirada de la joven de trenzas largas delataba que algo le preocupaba. La mujer que no quiso identificarse, es madre de un niño de ocho años que el próximo lunes será sometido a una cirugía de trasplante de riñón en la Plaza de la Salud.

Ella misma será la donante y estaba a la espera de recibir cuatro medicamentos muy costosos, lo único que falta para la operación, según comentó a Diario Libre.

El niño, quien nació con falla congénita en su riñón, debe ser medicado de por vida con Tracolimus 1mg (Prograf), Valganciclovir 450 mg (Valixa), Micofenolato de mofetilo 500 mg y Basiliximab 20 mg (Simulet), que debe ser aplicado justo antes de la cirugía.

En el banco contiguo estaba Kathia, cuyo esposo, Ricardo, fue trasplantado de riñón hace dos meses. 

 “A veces aparece, a veces no, depende”, fue su respuesta al ser cuestionada sobre la disponibilidad de Tracolimus, Valixa y Micofenolato de mofetilo, los tres medicamentos de alto costo y uso continuo que necesita Ricardo para que su cuerpo no rechace el nuevo órgano.

“Esa casi nunca la tienen”, agregó mientras señalaba con su dedo la receta donde estaba indicado el Tracolimus. Como alternativa, dijo que tuvieron que invertir cerca de 40 mil pesos en un frasco que rinde para 30 días y que con su seguro médico, obtuvieron parte de la cobertura.

Situación cíclica

Ramón Fondeur, presidente de la Asociación Nacional de Pacientes Trasplantados de Riñón y Hemodiálisis (Antrha), asegura que “la situación de la falta de medicamentos se mantiene, esta es una situación cíclica”.

«Uno no tiene sosiego, no hay la posibilidad de que los medicamentos estén por un año y uno esté tranquilo… cuando no nos falta una cosa, es la otra. En una receta de tres y cuatro medicamentos, apenas hay uno o dos. Siempre hay una dificultad con algún medicamento. Es una situación que queremos que se resuelva”, agregó el representante de los pacientes.

Explicó que “el tema de la Ley 10-43 sobre Contrataciones Públicas es uno de los escollos más grandes que tenemos porque esa ley es muy burocrática y cuando hay que hacer una licitación, eso tiene unos parámetros muy rigurosos», radicándose ahí la lentitud en la recepción de los medicamentos.

Reconoció que en el Programa de Medicamentos Esenciales y Central de Apoyo Logístico (Promese/CAL), encargados de efectuar la compra de los medicamentos, siempre han sido muy gentiles con los miembros de la asociación pero pide que los medicamentos de alto costo los declaren de urgencia y los liberen de dicha ley.